Cómo evitar la salmonela

Publicado por Covadonga Carrasco, 11 Jul 2012

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

Precaución salmonella

Una de las enfermedades más comunes del verano es la intoxicación alimentaria, también conocida como salmonela. Si tenemos en cuenta algunas precauciones, será fácil evitarla durante este verano. 

LO QUE DEBES SABER...
  • Mahonesa: evitar la mahonesa casera que puede ser un foco de infección.
  • Alimentos crudos: principal fuente de bacterias. Hay que tener especial cuidado con la carne poco hecha.
  • Higiene: lavarse bien las manos y los elementos de la cocina con agua y jabón.

 

La salmonela, aunque no es una dolencia extremadamente grave si se trata de manera inmediata, sí puede tener ciertas complicaciones, entre ellas la deshidratación, por eso es importante evitarla y en el caso de que la hayamos cogido, ponerle freno lo antes posible.

 

Los alimentos que pueden provocar salmonela son aquellos de origen animal (aves de corral, huevos, carnes rojas), especialmente si estos se consumen crudos o son sometidos a un período de cocción insuficiente.

Cuidado con los huevos y las salsas

La manera más común de adquirir la salmonela es a través de las salsas como la mahonesa, cremas y otros alimentos que se elaboran con huevos crudos. Es ahí donde se encuentran los principales focos de infección de la salmonela. Aunque las cremas pasteleras y cualquier otro producto de repostería que cuente con este ingrediente, también pueden ser un foco de infección.

Como sucede con la mayoría de las infecciones, las personas que son más débiles ante la salmonela son las personas mayores, las mujeres embarazadas, quienes tengan un sistema inmunológico débil o los niños menores de 7 años.

Para evitar caer en esta desagradable infección, hemos de tener ciertas precauciones, como por ejemplo a la hora de manipular los alimentos anteriormente comentados (carnes crudas o huevos). Hemos de lavarnos las manos con intensidad así como todos y cada uno de los elementos que vayamos a utilizar en la preparación de la comida, con agua caliente y jabón, para evitar que las bacterias se mezclen con los alimentos.

Evitar las carnes poco hechas

Otro detalle a tener en cuenta es cocinar muy bien las carnes. Aunque nos guste la carne poco hecha, en la época veraniega es preferible evitarla ya que con el calor las bacterias se reproducen de forma mucho más rápida y esto puede provocar la aparición de la salmonela.

En el caso de los huevos, hay que tener especial cuidado ya que son los más sensibles. Es necesario cocinarlos bien, hasta que veamos que la yema está firme y no queda cruda.

Si vamos a comer fuera de casa, hemos de evitar aquellas comidas que estén elaboradas a base de huevos crudos.

En verano es preferible evitar la elaboración y consumo de mahonesa casera y usar la que venden en los supermercados, ya que contienen productos que evitan la aparición de las bacterias a medio plazo.



Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios