La alimentación de los niños en verano

Publicado por Virginia González, 05 Jul 2012

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

Alimentación de tus hijos

En verano como en el resto del año no hay que escatimar en la alimentación de nuestros hijos, pues pese a que desaparece el frío y disminuyen las posibilidades de sufrir resfriados, hay que tener cuidado con las insolaciones y con la pérdida de hidratación.

LO QUE DEBES SABER...
  • Hidratación: beber zumos y batidos naturales caseros, para aportar vitaminas y calcio.
  • Frutas: sandía, melón, cerezas... las frutas del verano. Para digerir mejor, tomarla fría.
  • Verduras: ofrecerlas en ensaladas o estilo pisto. Para la piel, comer zanahoria.

 

En el verano no solo cambia la actividad diaria de los niños. Ir al colegio y otras actividades desaparecen y surgen otras, como por ejemplo los campamentos de verano. Por ello hábitos como la alimentación o el sueño también cambian. Y la alimentación debe acompañarles.

 

Mantenerse bien hidratados

Lo más importante en esta época del año es mantener a los pequeños bien hidratados, pues las actividades al sol como la playa o la piscina pueden hacer que rápidamente pierdan todos los líquidos de su cuerpo. Por ello hay que elegir alimentos que tengan un gran contenido en agua

Para ello, llevad en vuestras mochilas y bolsos continuamente líquidos refrigerantes, aguas, zumos (en especial de naranja, manzana y aquellas que sean más frescas), yogures líquidos o refrescos para que beba de forma continua. Si elegís zumos o yogures líquidos, además de aportar hidratación, aportarán calcio y vitaminas.  También podéis preparar batidos con las frutas de la temporada y un poco de leche. Lo metéis a la nevera y ya tenéis un batido natural.

Para merendar y de postre, elegid frutas con alto contenido en agua como sandía, melón, albaricoques, peras de agua y dádselos como tentempié cuando tenga hambre. Compensará la no ingesta de líquidos.

También podéis dejar que coman helados, mejor si son caseros o hechos en locales como heladerías, ya que aportarán nutrientes que los prefabricados no tienen. Esto hará que reciban calcio disfrutando.

Procurad que las comidas sean ligeras y no demasiado copiosas, pues el calor puede hacer que después se sientan pesados y el objetivo este verano es que tengan energía para divertirse.

No dejes que inmediatamente después de comer se vayan al agua, y si es posible que se echen una pequeña siesta.

Alimentos ligeros y energéticos

Para el verano es vital que los reyes de la casa se mantengan con energía para aguantar el ritmo de actividades como los juegos en la playa, las colonias o los campamentos. Por ello, aportadles alimentos que les den mucha energía. Vamos a ver cuáles son:

- Frutas: todas las frutas de la temporada. El verano es momento ideal para comer fruta, pues hay una gran variedad de ella. Albaricoques, picotas, cerezas, melón, melocotones, sandía… Para que se digiera mejor, tomadla fría de la nevera.

- Verduras: durante esta época del año los niños no se podrán librar de las dichosas verduras y deberán ingerirlas más que nunca, preparadlas sobre todo en ensaladas y con platos fríos, ya que es buen momento para comerlas frescas. Procurad hacerles comer en especial zanahoria, para la piel. Una opción también muy apetecible además de las ensaladas, es el pisto, ya que suele ser un plato cocinado que les encanta.

- Pastas y arroces: procurad hacerles comer casi todos los días pastas y arroces para que no pierdan la energía. Mejor si las hacéis en ensaladas con verduras o frutos del mar.

- Carnes y pescado: aprovechad sobre todo cuando estéis en el mar para hacerles comer pescado, ya que será de mayor calidad.



Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios