Nutrición durante el embarazo

Publicado por Covadonga, 28 May 2012

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

Nutrición embarazo

El embarazo es uno de los momentos más maravillosos en la vida de una mujer, pero también es uno de los más delicados y requiere una serie de cuidados básicos, especialmente en la alimentación para que tanto la mamá como el bebé se encuentren en perfecto estado de salud.

LO QUE DEBES SABER...
  • Cantidad: no hay que comer por dos.
  • Médico: seguir sus indicaciones.
  • Alimentación: ni carencias ni excesos.

 

Generalmente a las mujeres embarazadas se les dan miles de consejos sobre la alimentación. Madres, abuelas, tías y en general cualquier persona que tienen a su alrededor, cree saber qué es lo necesario para que la mujer lleve una alimentación perfecta durante este periodo.

Y aunque lo hacen con todo el cariño del mundo y es de agradecer, lo ideal es que se sigan exclusivamente las pautas que establece el ginecólogo.

 

Dejar de lado los mitos sobre la alimentación

Aun así hoy queremos daros algunos consejos sobre la nutrición durante el embarazo que seguro que servirá de mucha ayuda.

El buen estado nutricional es una de las claves para un óptimo desarrollo del embarazo. El médico siempre debe supervisar adecuadamente el estado nutricional. Especialmente porque se producen una serie de cambios fisiológicos que se generan en esta etapa y, por tanto, es necesario adecuar la alimentación a esta nueva situación.

Se trata de que en la dieta exista un equilibrio y no se produzcan carencias ni excesos. No hay que comer por dos, ni tampoco llevar un estricta dieta, todo en su justa medida será lo que ayude a mejorar la salud tanto de la madre como del pequeño que va a nacer.

Una dieta equilibrada

Como decíamos antes, lo ideal es mantener un equilibrio, no excederse en el consumo de los diferentes grupos de alimentos. Se ha de buscar la variedad y conseguir  los suplementos de proteínas esenciales, minerales y vitaminas en la alimentación.

Los alimentos ricos en proteínas de alta calidad como las carnes, los lácteos y los huevos no son suficientes, hay que complementarlos con alimentos energéticos como lo son los cereales, el pan y sus derivados.

Si durante el embarazo se ha cogido demasiado peso o si la madre ya contaba con sobrepeso en el momento de quedarse embarazada, es necesario eliminar de la dieta alimentos calóricos como dulces, azúcares y grasas.

Los vegetales y las frutas son también básicos en la alimentación de cualquier persona pero especialmente en este período.



Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios