Consejos para hacer una buena barbacoa

Publicado por canalHOGAR, 19 May 2016

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

Cocina, barbacoa

Organizar una barbacoa es la excusa perfecta para reunir a familiares y amigos en un ambiente distendido, disfrutando de los sabores de las brasas. Sin embargo, no basta con comprar carne y carbón para que tu barbacoa sea perfecta, sino que la planificación y la organización son fundamentales para que tus parrilladas y asados sean los mejores del verano, algo que seguro conseguirás con estos consejos para hacer una barbacoa. 

Lo primero de todo es pensar en un menú a la altura: carne, pescado, verduritas… Lo ideal es comenzar por un entrante templado o frío, como una ensalada o una sopa fría, y a continuación ir sirviendo los alimentos cocinados a la parrilla. Si te decides por una barbacoa clásica de carne, salchichas y hamburguesas, serán las primeras en servirse, las cuales pueden venir seguidas de chuletas de cordero o cortes de carne más grande. Además de estas especialidades, recuerda que el pescado a la barbacoa, como pueden ser las sardinas a la sal gorda, también queda delicioso. También es muy importante que calcules cuántas personas aproximadas van a asistir a tan irresistible cita; así evitarás comprar de más, pero también de menos.

Preparar las brasas

Otro de los elementos clave para que la barbacoa salga bien es el tipo de combustible que vamos a escoger para prender el carbón: es posible utilizar leña de encina, que aporta muy buen gusto a los alimentos -lo ideal es que optes por esta opción si tienes una barbacoa de obra-, o bien puedes decidirte por carbón vegetal, que se convierte antes en brasas que la leña. 

Para prender el fuego puedes utilizar un quemador de gas especial para las barbacoas, ya que las pastillas para encender pueden desprender componentes químicos que lleguen a la comida. Un truco que tiene mucho éxito es echar unas ramitas de especias como tomillo o romero fresco, para conseguir un aroma en la comida. En todos los casos, es importante que no empieces a cocinar alimentos antes de 40 minutos, tiempo necesario para que las llamas del fuego hayan desaparecido.

 

Paciencia, distancia y tiempo

Una vez las brasas estén listas, lo ideal es empezar a cocinar aquellos alimentos de menor tamaño, que requieren una cocción más corta pero también temperaturas más altas. No olvides tener la carne a temperatura ambiente, o cerca de las parrillas, al menos una hora antes de asarla para que vaya sudando. Cuando el calor baje de intensidad, es buen momento para empezar a cocinar los cortes de carne más grande y piezas con hueso si las hubiera. Calcula aproximadamente una media hora de fuego. Por último, es el momento de las piezas de verdura, que necesitan un nivel de calor más bien bajo.

Por norma general hay tres factores que debes tener en cuenta para conseguir la barbacoa perfecta: paciencia, distancia y tiempo. Y es que, además de la paciencia que deriva de los tiempos de espera entre un alimento y otro, es importante que espaciemos las piezas que cocinamos para tener margen suficiente para girarlas y cambiarlas de zona, reservando espacios con mayor concentración de carbón y, por tanto, con mayor desprendimiento de calor. 

 

Cocina, barbacoa

 

Consejos prácticos para la barbacoa perfecta

Asimismo, es posible que te encuentres con alimentos que desprenden aceite y grasa y esto haga avivar las llamas. Es importante que el aceite no toque la comida directamente. La sal debe añadirse después de cocinar, ya que si se echa antes, liberará jugos de la carne y esta quedará más seca.

Por último, la barbacoa perfecta termina con la limpieza perfecta. Aprovecha que la parrilla aún tiene temperatura para pasar un estropajo metálico que dejará las láminas como nuevas. 

 

Cocina, barbacoa de gambas


Recuerda que la seguridad es lo primero, así que no olvides proveerte de una gorra que te proteja del sol, además de todos los utensilios necesarios para conseguir una barbacoa perfecta y sin percances: para girar la comida y cocinarla por ambos lados, no dejes de utilizar pinzas. Además de utensilios y de una cierta precaución a la hora de elaborar la barbacoa, recuerda que si además cuentas con las garantías de un Seguro de Hogar MAPFRE tendrás la tranquilidad que necesitas para cocinar y saborear todos los manjares a la parrilla, con la protección adecuada para recibir a tus invitados sin incidentes a la mesa. 



Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios