10 recetas de carne picada para todos

Publicado por canalHOGAR, 14 Abr 2017

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

carne picada

Cuando descubras estas 10 recetas de carne picada te darás cuenta de por qué es imprescindible en tu congelador para salir de un apuro diario o convertirte en el anfitrión perfecto de una cena improvisada en casa.

La carne picada es el ingrediente principal de muchos platos, todos ellos sabrosos y sencillos de preparar. Las recetas de carne picada son muy recomendables para los cocineros sin mucha experiencia, para los que buscan recetas atractivas para niños y para ti, si estás buscando comidas ricas para llevar en tupper y/o congelar en raciones. 

La cantidad de carne picada media que se recomienda en la mayor parte de recetas por persona es de unos 150 gramos. Las carnes más habituales para picar son las de ternera, cerdo, pollo o pavo, aunque en principio cualquier tipo de carne puede triturarse y usarse en las recetas que tienen como ingrediente principal la carne picada. De hecho, la carne picada puede estar presente en recetas saludables para perros o en el menú para los gatos más exigentes.

Si quieres que cualquiera de tus recetas –incluidas las 10 que siguen- sea más ligera, elige carne de pollo o pavo, o una mezcla de ambas; para platos con más sabor decántate por la ternera que puede mezclarse con una parte de cerdo para aportarle más jugo y que no se quede demasiado seca y poco agradable al paladar.

Las 10 recetas seleccionadas son tradicionales y bastante populares, pero todas ellas admiten variaciones e interpretaciones según el gusto de los comensales y la creatividad del cocinero, la carne picada es versátil y en general, muy agradecida. 

Albóndigas con tomate

Para elaborar albóndigas necesitas primero preparar la carne picada: mézclala en un bol con un huevo, dos dientes de ajo, perejil y miga de pan empapada en leche. Amasa hasta conseguir la pasta uniforme con la que haces las bolas del tamaño que prefieras. Pasa las albóndigas por harina y dóralas en aceite. Luego, solo tienes que añadir la salsa de tomate por encima.

 

 

Berenjenas rellenas

Primero asa las berenjenas para poderlas vaciar cómodamente. Mezcla la carne picada –previamente rehogada- con el vaciado de la berenjena; si quieres que los niños se las coman aún mejor, pica hasta conseguir una masa homogénea, si necesitas añade agua o leche, y tomate frito si prefieres. Rellena las berenjenas con la pasta obtenida y pon por encima queso para gratinar al gusto, ponlas en el horno con la función de gratinado y cuando veas que el queso se pone dorado, ya tienes listas tus berenjenas rellenas de carne picada.

Canelones

Prepara la pasta para canelones según prefieras y siguiendo las instrucciones del tipo de pasta para canelones que compres.  Rehoga la carne picada sazonada al gusto con aceite y salsa de tomate, si te gusta el sabor añade paté para hacer los canelones más sabrosos. Extiende las placas de canelón, pon en el centro un poco de la carne y enrolla. Pon en la base de la fuente de horno una capa fina de bechamel, coloca sobre ella los canelones, cubre todo el conjunto con bechamel  y corona con queso rallado. Pon en el horno para gratinar y listo, cuando el queso se dore, puedes sacarlos. 

Empanadillas 

Para rellenar empanadillas la receta más tradicional recomienda añadir a la carne picada huevo cocido y tomate triturado natural o frito, también es habitual incluir pimiento verde y/o rojo en el sofrito junto con la carne. Rellena la masa de empanadillas con la mezcla, cierra y fríe en abundante aceite cada una de tus empanadillas.

Hamburguesas

De los ingredientes que añadas a la carne picada dependerá el sabor o modalidad de las hamburguesas caseras que prepares, hay muchas probabilidades desde las más mediterráneas y clásicas con ajo y perejil hasta las más originales con mezclas de queso o incorporación de vegetales. La mezcla que elijas luego de prepararla, debes darle la forma y el tamaño que prefieras para tu hamburguesa y hacer a la plancha o en la barbacoa.

Lasaña

Con las placas de pasta de lasaña lista, solo tienes que sofreír la carne picada aderezada al gusto. Si quieres una lasaña ligera añade verduras como berenjena o espárragos. Para acertar con los niños añade tomate frito o queso. Monta la lasaña: capa de pasta, capa de carne y mete en el horno para gratinar con queso por arriba, si te gusta el toque más tradicional.

Macarrones a la boloñesa

Cuece los macarrones como de costumbre y sin cometer errores y mientras se escurren, pasa por la sartén la carne picada, cuando esté ligeramente dorada añade la salsa de tomate, deja unos minutos y añade los macarrones. Puedes sustituir la salsa de tomate por un sofrito de ajo, cebolla y tomate natural, incluso pimiento, si quieres hacer la receta más ligera y original, pero sin perder sabor.

Pastel de carne con pasas

Hay una gran variedad de pasteles de carne picada para todos los gustos, pero en esencia en todos hay que preparar la carne de forma parecida en este caso se da un toque especial con las pasas. Pon en una sartén a pochar: cebolla, pimiento y zanahoria, bien picada y sazonada. Cuando la verdura esté dorada añade las carne y las pasas –previamente hidratadas- , saltea todo hasta que la carne este bien hecha. Añade dos huevos batidos y vuelve a mezclar, ya tienes la masa para tu pastel lista. Puedes presentarla en porciones individuales o en un gran molde, según prefieras.

Pimientos rellenos

Para rellenar pimientos con carne picada hay muchas opciones, entre las más tradicionales y populares, la que incluye ajos, cebolleta, puerro, zanahoria y manzana que debes pochar en una sartén para luego añadir la carne picada, un poco de harina y leche. Rellena los pimientos previamente asados con esta mezcla y ponlos en el horno para darles un ligero golpe de calor antes de servir.

Pizza boloñesa

Un clásico de la cocina italiana, perfecto para tus picnic o cenas informales: prepara pizza boloñesa. Para empezar dora dos dientes de ajo, añade una cebolla picada; después, apio  y zanahoria, cuando las verduras estén listas, añade panceta y luego, la carne picada y tomate. Sazona al gusto esta mezcla solo tienes que extenderla sobre tu masa de pizza preferida y hornear, añade queso rallado.

Seguro que ya se te está haciendo la boca agua. Recuerda que cualquier de estas 10 recetas de carne picada y casi cualquiera que tenga como ingrediente principal la carne triturada puede congelarse para consumirse más tarde. El Seguro de Hogar MAPFRE te ayuda también en la cocina con el servicio de reparación de electrodomésticos -que incluye todos los que se encuentren en la vivienda asegurada- para que tu solo te preocupes de preparar tus recetas preferidas.



Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios

Te recomendamos