10 tips para cocinar con cava

Publicado por canalHOGAR, 05 Abr 2017

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

cocinar con cava

No vuelvas a tirar los restos de cava que quedan después de brindar, mejor échalo en tu próximo asado, pero antes descubre el decálogo para cocinar con cava y tener éxito siempre.

Si solo piensas en el cava como el broche final a toda comida especial o importante, estás desperdiciando e ignoras gran parte de su potencial. El uso principal del cava es como bebida, especialmente si se asocia con los brindis tras los grandes eventos o celebraciones, pero lo cierto es que, como el vino o los licores, por ejemplo, el cava es un ingrediente esencial en muchas recetas. Hoy te contaremos detalles que deberás saber para cocinar con cava.

Hace ya tiempo que el cava se coló en las cocinas de los grandes cocineros como condimento con carácter, estilo y elegancia; aunque no es tan popular como el vino blanco o el coñac, el cava tienen propiedades y usos que los hacen perfecto para cocinar.

Como otros ingredientes, antes de echar cava a cualquiera de tus recetas, es indispensable que sepas cómo se utiliza el cava en la cocina, qué tipo de cava debes elegir o con qué sabores combina mejor. 

1.- ¿Hay que usar un cava de buena calidad o mejor uno básico?

Hay  muchas opiniones y consejos a este respecto y casi todas están en lo cierto. Para empezar ten muy claro que como pasa con el vino, cuanto mejor sea el cava mejor será su sabor y el resultado también en la cocina. Teniendo en cuenta eso, es evidente que tendrás que ajustarte a tu presupuesto y también a tu gusto: por muy excelente que sea un cava, si su sabor no te gusta, no es el adecuado tampoco para tu cocina.

2.- ¿Hay unos más adecuados para la cocina?

Brut, extra Brut, Secos… entre los diferentes tipos de cava que puedes encontrar; muchos cocineros aseguran que los más indicados para la mayoría de recetas son el Brut, el Extra Brut y el Brut Nature. La clave está en no pasarse con el dulce, por lo tanto, hay que fijarse en  la cantidad de azúcar por gramo que lleva el cava; por lo general, los secos y semisecos superan los 15 gramos por litro, lo que puede arruinar tus platos más selectos.

3.- ¿Frío, muy frío o del tiempo?

Pocos dudan que el cava para degustarse en copa debe servirse de frío a muy frío, aunque hay excepciones: por lo general, todos los expertos así lo remiendan para todos los casos. En la cocina, la temperatura a la que añadas el cava también importa, siempre que sea posible y que la receta específica del plato que vas a preparar no lo contraindique, añade cava frío a tus comidas. No es necesario que esté congelado, pero la mejor forma de aprovechar todos sus sabores y matices y trasladarlos a la comida es en frío.

4.- Perfecto para salsas

Muchas de las salsas hechas con vino puedes hacerlas con cava, simplemente sustituye una cosa por la otra, y prueba el resultado; por lo general, frente al vino, el cava aporta un toque menos agresivo más suave y equilibrado, evitando el dulzor excesivo. No añadas cava a salsas de tomate o con condimentos o sazonadores fuertes, no aportará nada. Sin embargo, es el mejor ingrediente para las de queso.

5.- Sabayón, el dulce más delicioso

El Zabaglione, Zabaione o Sabayón es una crema dulce tradicional de Italia y que se hace con huevo y algún tipo de vino o licor, y  que puede hacerse con cava con estupendos resultados. Bate bien las yemas de cuatro huevos con 100 gramos de azúcar, añade medio litro de cava brut y pon la mezcla al baño María hasta que espese y adquiera una textura similar a la de unas natillas. El sabayón de cava es perfecto para acompañar macedonias de frutas o como relleno de hojaldres.

6. ¿Lo puedo añadir a cualquier guiso?

Darle un toque de cava a cualquiera de tus guisos preferidos es una buena idea. Por lo general, ten en cuenta que el resultado será mejor y más apreciable cuando menos condimentos tenga el guiso, es decir, el cava se encuentra más a gusto si no tiene que luchar con otros sabores fuertes que por lo general, le ganarán la partida anulándole casi por completo.

7. ¿Qué carnes prefiere?

Evita las carnes de caza y con sabores fuertes para condimentar con cava, no estropearás la carne, pero tampoco le aportarás mucho. Mejor usa cava para carnes ligeras y de sabor suave como el pollo o el pavo, si están cocinadas en guisos o si añades el cava a la salsa con la que presentarás, por ejemplo, unas pechugas de pollo que con el toque del cava se convierten en un plato original y diferente. Como colofón para macerar recetas con carne cruda.

8.- ¿Asado de ternera?

Muy buena idea para aportar un toque de distinción a tu receta familiar de asado de ternera, solo tienes que saber que el cava debe añadirse en el momento de sellar la carne. Cuando pongas la pieza de ternera en la olla con aceite y sazonada, espera que se dore y entonces añade media botella de cava y continua con tu receta como tengas costumbre.

9.- Entre carne y pescado

El sorbete de cava es uno de los grandes recursos de la cocina de todos los tiempos, el entre tiempo ideal para separar sabores en una comida o cena en la que se vayan a ofrecer pescados y/o mariscos, y luego, carne. El sorbete de cava es ligero y refrescante, si quieres innovar prepáralo para una merienda o un brunch, dejarás a todos con la boca abierta, incluso lo tomaran los que aseguran que no les gusta el cava.

10.- Combinados y otras bebidas

El uso del cava en la coctelería más selecta es habitual, combina muy bien con sabores cítricos como zumo de naranja o limón, pero también con fresas –por supuesto- y con piña, por ejemplo. Si te apetece probar algo suave, un sencillo cóctel Mimosa puede ser ideal y para los que buscan emociones fuertes, elabora Agua de Valencia. No pierdas de vista la sangría de cava, perfecta para barbacoas o comidas informales de primavera o verano, suave y más digestiva que la tradicional.

Con las cosas claras y las dudas despejadas, ya puedes empezar a cocinar con cava con los mejores resultados, dejando volar tu imaginación y tus ganas de maridaje. En la cocina, siempre sé precavido y no te saltes las principales recomendaciones y normas de seguridad, pero si algo falla, cuenta con el respaldo integral y profesional de tu Seguro de Hogar MAPFRE que restaura siempre el orden y repara posibles daños de la forma más rápida y con las menores molestias, de acuerdo con las coberturas y asistencias incluidas en tu póliza.



Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios

Te recomendamos