Cuándo debo descongelar el frigorífico

Publicado por canalHOGAR, 31 Ago 2016

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

Hay que descongelar la nevera

El frigorífico es uno de los electrodomésticos más importantes en el hogar, por eso que conviene descongelarlo con cierta periodicidad para garantizar su correcto funcionamiento y evitar gastos inútiles de electricidad. 

La vida útil de una nevera depende en gran medida de cuidar al detalle aspectos como el descongelado, ya que se trata además de uno de los electrodomésticos que más energía consumen en casa. Si tu nevera es Non frost, no te guíes por estos consejos, que no hace falta.

Primero de todo, hay que tener en cuenta la periodicidad con la que meternos de lleno en el proceso de descongelado. Por lo general, se recomienda descongelar la nevera dos veces al año o cuando en las paredes del congelador se forme una capa de hielo de más de medio centímetro de espesor.

 


Recomendaciones para descongelar el frigorífico 

Y es que lo recomendable es descongelar el refrigerador cuando la capa de hielo alcance los 2 centímetros. De esta manera, te asegurarás que todos los alimentos se mantengan en perfectas condiciones, a la vez que estarás alargando la vida útil de tu nevera. 

Lo sabemos, realizar un descongelado manual -a veces- no es plato de buen gusto. ¡Da bastante pereza! Pero de vez en cuando hay que hacerlo. Este proceso se puede acelerar con un simple truco: introducir recipientes con agua caliente en el congelador.

Además, lo ideal es que descongeles la nevera después del verano. La escarcha que suele aparecer en su interior, se debe al trabajo extra que tiene que hacer el motor, sobre todo, cuando abrimos la nevera con más frecuencia.

Otro aspecto importante es situar el termostato a temperaturas bajas en invierno y medias en verano. Así funcionará mejor. ¡Sigue estos pequeños consejos al descongelar tu frigorífico! 

Primer paso, imprescindible: sacar todo del frigorífico y desconectar el aparato. Al sacar los alimentos del congelador, no te olvides de envolverlos en paños para ralentizar el proceso de descongelado. Para descongelar la nevera más rápidamente, introduce botellas con agua caliente. Busca un recipiente para recoger el agua sobrante. 

Ahora que tenemos ya descongelada nuestra nevera hay que hacer una limpieza integral. Utiliza agua templada y bicarbonato en el proceso. Por fuera también hay que limpiar bien el electrodoméstico.

Ya hemos descongelado con éxito el frigorífico... ¡Enhorabuena! Sólo queda volver a introducir los alimentos y conectar el aparato.

En caso de que tengas cualquier problema tanto con tu nevera como con cualquier otro electrodoméstico de tu hogar, recuerda que con tu Seguro de Hogar MAPFRE tienes acceso a un servicio de reparación de electrodomésticos de gama blanca con los mejores profesionales. 



Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios