Cómo planificar la iluminación en una reforma

Publicado por CanalHOGAR, 12 Ene 2016

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

Cómo planificar la iluminación en una reforma

La importancia de la luz en una vivienda es hoy indiscutible; sin embargo, no es tan común saber cómo planificar la iluminación en una reforma para sacarle el máximo partido y lograr la luz perfecta para cada espacio.

Afrontar una renovación de tu vivienda es una tarea que implica tiempo y trabajo, además de una importante inversión económica. Por ello, merece la pena prestar atención a cada capítulo incluido en este tipo de obras integrales para no errar en el resultado final y conjunto. Tener claro cómo planificar la iluminación en una reforma no suele ser muy habitual y una vez la obra está concluida, se descubren los problemas de no haber tenido en cuenta este detalle crucial en todo hogar.

La luz puede ser el punto definitivo para que tu casa luzca renovada, con personalidad y estilo, o para que, por el contrario, resulte poco vistosa y menos confortable, incluso. Es muy importante tener en cuenta la presencia o ausencia de luz natural, así como dar respuestas a las necesidades de luz artificial precisas de cada espacio, de acuerdo con el uso habitual de las diferentes habitaciones de la casa. Pero también es muy útil saber cómo utilizar la luz para crear estilo, enfatizar espacios preferidos o destacar zonas de la casa frente a otras menos lucidas.

Para empezar a planificar la iluminación en una reforma, se hace necesario tener claras las dos funciones principales de la luz dentro de un hogar y que deben cubrirse en toda reforma de la manera más eficaz y acertada posible, planeando para ello la iluminación con tiempo y conocimiento.

Función práctica

La luz es necesaria para el desarrollo de la vida en el hogar y en general, salvo excepciones muy puntuales, es necesario dotar a la casa de una iluminación artificial y general, potente y funcional, de acuerdo con la actividad o actividades que se desarrollen en cada espacio: cocina, salón, baño, dormitorios… exigen luces funcionales y prácticas.

Este tipo de iluminación se logra con una combinación acertada de iluminación general: luces y lámparas de techo, focos empotrados o halógenos superiores, entre otros. También con iluminación puntual a través de lámparas de pie o de sobremesa, apliques en paredes o zonas concretas como encima del espejo del baño o en la zona de lectura del salón.

Para planificar esta luz con eficiencia y eficacia, es importante tener en cuenta las entradas de luz natural para evitar claroscuros, sombras y espacios que queden poco o mal iluminados. Otro error frecuente es desatender la iluminación general de las zonas de paso como distribuidores o pasillos: es muy importante que estas zonas aporten continuidad a la iluminación general y que no se queden parcamente iluminadas, creando un ambiente desequilibrado; además, es  muy poco práctico que las zonas de paso no cuenten con una iluminación adecuada y potente. Incluso puede llegar a ser inseguro.

Función decorativa

Actualmente, la luz es un elemento más en la decoración de interiores. La luz ha ganado puntos enteros e importancia como instrumento para crear estilos y dar personalidad a una vivienda. Para esta función, la luz puntual o luz indirecta es el elemento a utilizar para lograr efectos concretos como destacar rincones o crear una ambiente profesional en  un estudio o despacho de trabajo. Son luces potentes o tenues, pero siempre localizadas y que pueden accionarse de forma individual a las funcionales o generales.

Las luces decorativas no tienen en general, una función específica, salvo crear ambientes como sensación de calidez, confort, equilibrio… en este sentido, es de vital importancia diferenciar entre luces cálidas y luces frías. Las cálidas siempre aportan sensación de hogar, de proximidad, y hasta algo de clasicismo al entorno, y tienden a relajar. Por su parte, las luces frías resultan más modernas e intensas, además de estimulantes.

La variedad y posibilidades de elementos que te proporcionan  iluminaciones decorativas son muy amplias; desde lámparas y focos más o menos tradicionales, hasta los actuales luminosos estilo Broadway o las letras luminosas más vintage que tú mismo puedes crear para darle un toque muy personal a la pared de tu dormitorio, por ejemplo.

Diferenciando estas dos funciones básicas de la iluminación en todo hogar y atendiendo a cubrir las necesidades concretas de tu vivienda y de tu estilo de vida, sabrás cómo planificar la iluminación en una reforma para que el resultado, además de práctico, eficiente y decorativo,  responda de acuerdo a tus gustos, pero también a tus necesidades.  Al elegir el Seguro de Hogar MAPFRE que proteja tu casa con eficiencia y garantía, también debes valorar y planificar coberturas, asistencias  y servicios de acuerdo a tus necesidades y las condiciones de tu vivienda para evitar errores y problemas en los momentos más necesarios.



Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios