Cuáles son las razones principales para hacer una reforma

Publicado por CanalHOGAR, 10 Dic 2015

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

Cuáles son las razones principales para hacer una reforma

Entre los argumentos en contra de las obras en casa están la pereza, el presupuesto, el tiempo y la disponibilidad, pero en el otro extremo te puedes preguntar cuáles son las razones principales para hacer una reforma. Descubre y valora.

Son muchos los motivos que pueden hacer necesario o al menos muy recomendable, que afrontes en tu hogar una obra, más o menos profunda y completa. Sin embargo, hay una serie de situaciones en las que se hacen casi obligatorias: ¿Cuáles son las razones principales para hacer una reforma?

- Nuevas necesidades de espacio en tu hogar o redistribución.

Si la familia va a aumentar, es posible que te hayas planteado trasladarte de casa, pero a veces no es posible o no es necesario. Una obra puede ser suficiente para redistribuir los espacios de tu vivienda y encontrar lugar para tus nuevas necesidades. A veces, no se trata de acoger a nuevos inquilinos, sino de buscar espacio para tu nuevo despacho o para una nueva afición o para practicar tu terapia anti estrés preferida. Tener nuevas necesidades de espacio es una de las causas más habituales para hacer reforma en casa y suele ser una manera efectiva para solucionar esta necesidad.

- Daños o averías graves en los principales suministros como agua o gas, o cambios relacionados con ellos.

Las tuberías del agua, la instalación de la luz… no son eternas; además, existen nuevos  materiales más seguros, recomendables y duraderos que se imponen en los últimos tiempos. Incluso hay normativas y leyes que obligan la renovación del tipo de calderas, por ejemplo, o de las condiciones en las instalaciones para que estas sean cada día más seguras y eficientes, además de colaborar activamente en el cuidado del medioambiente. Por su parte, los nuevos contadores se imponen para poder disfrutar de otros tipos de tarifas más justas y exactas. Hay un buen número de reformas que se tienen que hacer en los hogares para poder acoger todas estas mejoras y actualizaciones en los principales suministros del hogar.

- Renovación, limpieza y puesta al día: eficiencia y medio ambiente.

La renovación del estilo, pero también del estado de muchos elementos de un inmueble exigen afrontar una reforma. Es el caso de las puertas, las ventanas o los revestimientos de paredes y suelos. El deterioro del paso de los años y de un uso más o menos cotidiano hace que tarde o temprano, todos los materiales deban renovarse, reformarse, restaurarse o, directamente, sustituirse por otros nuevos. Muchas reformas en el hogar tienen un componente 100% útil y práctico, de necesidad, aunque muchas otras –las más relajadas y deseadas- son las que responden a un cambio de estilo o moda, por ejemplo.

- Mejoras, accesibilidad y comodidades.

Ganar en calidad de vida y mejores condiciones para el hogar es siempre una buena razón por la que hacer obra en casa. Poner un nuevo sistema de calefacción o refrigeración en el hogar, un sistema de aspiración centralizada, cambiar la bañera por una ducha mucho más accesible y práctica… entre otros, te obligarán a hacer reforma en casa, pero también disfrutarás de nuevas ventajas y comodidades para tu hogar. Otras alternativas bastante comunes son la construcción de una piscina o un gimnasio, o hacer más habitable una buhardilla o un garaje, convirtiéndolo en un nuevo espacio para disfrutar o en el que guardar o almacenar, por ejemplo.

- Alquiler o venta del inmueble.

Existen opiniones encontradas  sobre este punto, y muy diferentes situaciones que pueden hacer recomendable o no hacer obras en una casa antes de alquilar o vender. Es cierto que nunca se sabe qué va a ser más interesante para el mercado y qué te facilitará más la venta. No obstante, si llevas un tiempo queriendo vender o alquilar tu casa y no lo has conseguido, es posible que una reforma o al menos, un lavado de cara superficial te ayude a encontrar el inquilino o el comprador que buscas. Es habitual, por ejemplo, que muchos profesionales como constructores o arquitectos, compren casa para luego reformarlas, renovarlas y volverlas a vender.

Éstas son 5 razones que responden de manera directa y sencilla a la pregunta cuáles son las razones principales para hacer una reforma; no obstante, ten en cuenta que en la realidad y en la práctica encontrarás una mezcla de situaciones, razones y motivos en cada caso y en cada casa. Lo importante es valorar tu situación personal y sopesar tus razones; recuerda además planear siempre tu reforma y contratar los mejores profesionales. El Seguro de Hogar MAPFRE también en estas situaciones puede ser tu mejor consejero y ayuda, consulta con tu asesor MAPFRE y al margen de tus razones, no desprecies nunca ayudas y colaboraciones para afrontar una reforma en el hogar. Es un trabajo duro.



Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios

Te recomendamos