Los 10 errores más comunes en una reforma

Publicado por CanalHOGAR, 09 Nov 2015

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

Los 10 errores más comunes en una reforma

Afrontar una renovación de tu casa es un trabajo estresante y en muchos casos puede llegar a convertirse en un auténtico problema. Si quieres empezar a planear de la forma más inteligente, evita los 10 errores más comunes en una reforma.

Probablemente alguno de los consejos que encontrarás entre los 10 errores más comunes en una reforma te parecerán muy obvios y evidentes, pero la práctica demuestra que, en muchos casos, son los que primero se olvidan y los que resultan más desastrosos en demasiadas ocasiones.

1. Elegir el presupuesto más barato

A nadie le gusta pagar más en ningún caso, pero cuando se trata de comparar presupuestos para obras es uno de esas situaciones en las que es muy importante no fijarse solo en el precio final. Valora detalles como la calidad de los materiales de cada oferta recibida, los tiempos de ejecución de cada trabajo, el número y profesionalidad de los trabajadores que vas a contratar… Son temas que pueden encarecer o abaratar un presupuesto, pero que son importantes, ya que, al final, lo barato puede salir muy caro.

2. No oír los consejos de vecinos, amigos y familiares

No es necesario que te vuelvas loco preguntando a todo el mundo o consultando cada detalle de tu reforma, pero en el caso de cambios estructurales e importantes es interesante conocer la experiencia de vecinos, amigos, o familiares que ya hayan acometido una reforma similar o igual a la tuya. Valora sus opiniones y aprende de sus errores.

3. No seguir los consejos de los profesionales contratados

Éste es un error demasiado común y que suele pagarse muy caro. Si has seleccionado cuidadosamente los profesionales que se encargarán de tu obra por su experiencia y saber hacer es razonable que, por lo menos, escuches sus sugerencias y casi con total seguridad que asumas sus cambios y sus propuestas para mejorar el resultado final de tu reforma. No se trata de que el pintor elija el color de tu salón, pero sí es probable que sepa qué tipo de pintura es la más adecuada.

4. No exigir un presupuesto detallado y un plan de obra específico por escrito y firmado

Es mejor ser lo más específico y puntilloso que sea posible en esta materia, especialmente si se trata de una gran obra de reforma. Será inevitable que surjan imprevistos y cambios, pero cuanto menos mejor. Es importante que ante cualquier problema o contratiempo, los términos de la reforma, tanto generales como puntuales, estén debidamente recogidos en un escrito, aprobado y firmado por ambas partes implicadas.

5. Dejar la reforma sin supervisión ni control

Una vez que empiecen los trabajos de reforma de tu hogar, parece que todo queda en manos de los obreros contratados y en su caso, del responsable o jefe de obra. Sin embargo, siempre que sea posible es muy recomendable que, al menos, una vez al día puedas supervisar los avances de la obra. Evitarás malos entendidos, retrasos y problemas. Asímismo, muéstrate siempre accesible, flexible y dialogante con los diferentes profesionales para ellos trabajen de la mejor forma y más tranquila: tú serás el gran beneficiado de esta actitud vigilante, pero dialogante.

6. Dejar la fecha de finalización de obra sin fijar ni concretar por escrito

No firmar un acuerdo con los encargados de tu reforma en el que se especifique una fecha prevista de finalización de obra es un error bastante común y que da lugar a muchos problemas y desavenencias. No obstante, siempre hay que buscar el acuerdo y ser flexible, además de exigir a nuestros trabajadores sinceridad en cuanto a los posibles retrasos y las causas de los mismos.

7. Pagar el total del precio de la reforma por adelantado

Es habitual que antes de iniciar una reforma, sobre todo si es de gran envergadura, los profesionales pidan un adelanto del total de la cantidad, muchas veces en concepto de compra de materiales, por ejemplo. Hay muchas posibilidades para fijar el número y periodicidad de los pagos de una reforma, pero es importante que nunca pagues el total de la obra antes de que ésta esté finalizada, por completo, según tú habías acordado y contratado.


8. No utilizar las aplicaciones móviles y ayudas tecnológicas para ver el resultado de la reforma antes de hacerla

Éste es un error propio de las personas menos jóvenes o de las que no están al tanto de las ayudas que en todos los campos pueden ofrecerte las nuevas tecnologías, también en materia de reformas. Si tienes dudas sobre un color, sobre una distribución… recurre a tu móvil: hay diferentes aplicaciones que te mostrarán el resultado para acabar con tus dudas y poder elegir la mejor opción o la que más te guste. No desaproveches esta interesante y accesible fuente de ayuda para hacer tu reforma.

9. No informarse sobre licencias o permisos de obra

No todas las reformas que se llevan a cabo en una vivienda necesitan licencia o permiso de obra, pero hay algunas que sí, hay casos concretos y excepciones. Lo mejor y más recomendable es informarse en el ayuntamiento de la localidad sobre este punto antes de empezar con los trabajos de renovación de una casa.

10. Dejarse llevar por los nervios, la impaciencia y el estrés

Éste es un error habitual y en el que todos los que pasan por una reforma de hogar caen en algún momento u otro. No obstante, es importante intentar evitarlo, asumir que un trabajo de reforma en la vivienda -sobre todo si se trata de un cambio importante- llevará su tiempo y que los imprevistos son imposibles de evitar. Una buena idea es siempre acometer las reformas del hogar en etapas tranquilas, sin obligaciones laborales o con cierta tranquilidad e intentar que sea un periodo donde otros temas, obligaciones o preocupaciones no se sumen a los propios de la obra de renovación.

Si logras evitar los 10 errores más comunes en una reforma, tendrás mucho camino recorrido para que, tanto la obra de renovación como el resultado final, sean un éxito y todo resulte según lo habías planeado. Completa y disfruta de tu éxito, asegurando el resultado con el Seguro de Hogar MAPFRE que mejor responda a las necesidades de una casa recién reformada.



Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios

Te recomendamos