5 tips para cambiar la mampara en tu baño

Publicado por CanalHOGAR, 27 Jun 2015

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

5 tips para cambiar la mampara en tu baño

Por comodidad y diseño las mamparas se han impuesto como la manera perfecta de evitar que el agua salga fuera de tu bañera o ducha. Con estos 5 tips para cambiar la mampara en tu baño, podrás elegir la mejor para ti.

 

El mercado de la mamparas de baño ofrece soluciones a todas las medidas y con muy diferentes presupuestos. Entre ellas, encontrarás opciones plegables, abatibles, de una sola hoja, partidas, serigrafiadas... Todas cumplen la utilidad principal de toda mampara que es evitar las salpicaduras al exterior de la bañera o plato de ducha.

Para no perderte y desesperarte al buscar, estos 5 tips para cambiar la mampara en tu baño te darán la información y pistas necesarias para que la búsqueda de la mampara perfecta sea lo más rápida y acertada posible.

   1. ¿Qué necesitas una mampara para bañera o para ducha?

Lo primero para empezar a buscar una nueva mampara para tu baño es tener claro si vas a instalar una bañera o una ducha, si ya la tienes, entonces ya solo debes preocuparte por los modelos y posibilidades que te ofrece el mercado para tu caso concreto. En general, la gran diferencia entre ambas es el tamaño y la forma, en cualquier caso, lo cierto es que la opción de la mampara es la más recomendable y práctica para ambos casos, tanto si tienes una ducha como si tienes una bañera, pero cuyo uso más frecuente es la ducha que provocará salpicaduras y salidas accidentales de agua.

   2. El precio

Es cierto que las mamparas no son un elemento barato, no obstante, actualmente la oferta ha crecido mucho y se pueden encontrar en mamparas de baño de precios muy ajustados para casi todos los casos. Las grandes diferencias se dan por los tipos de acabado y por el diseño de las mismas, además de por el tamaño, obviamente. Lo mejor es ajustar uso, presupuesto y necesidades. Partiendo de la base de que todas cumplirán con su función, si cuentas con un presupuesto ajustado, prescinde de las mamparas de diseño, de las de perfilarías de acero u otros detalles, apuesta por los modelos más sencillos, pero igual de útiles.

 

 

 

   3. Apertura

El espacio con el que cuentes, el tamaño de la bañera o ducha que pretendas cubrir, el tipo de uso que le des habitualmente al plato de ducha o bañera y tu gusto personal marcarán la pauta sobre qué tipo de apertura elegir para la mampara. Para los cuartos de baño más reducidos, la opción más habitual es la mampara tipo fuelle que se pliega sobre sí misma, ocupa muy poco espacio. Para espacios amplios, las puertas abatibles son la mejor opción, puedes elegir entre una o dos hojas, un lado fijo y otros abatible, y puede abrir solo hacia una lado o hacia dentro y hacia fuera; son la alternativa más versátil y práctica, si tienes espacio. Las mamparas correderas, por su parte, son una solución ideal para tamaños intermedios.

   4. Mantenimiento

Las mamparas básicamente son cristales de seguridad montados sobre perfiles de acero. Están en continuo contacto con el agua y el jabón, ya que soportan las salpicaduras que se provocan al ducharse. Aunque dependen mucho de cuantas personas se duchen, si se trata de un uso diario o más esporádico, en general, la mampara necesita de una limpieza y mantenimiento continuo, aunque sencillo y rápido. Las mamparas más modernas además de diseño, ofrecen grandes ventajas porque vienen protegidas con cristales antical, por ejemplo, lo que facilita mucho su limpieza y mantenerlas en perfecto estado.

   5.  Diseño

El gusto y el dinero que quieras invertir en tu nueva mampara, además del estilo del baño o de la nueva decoración que quieras crear, influyen definitivamente en elegir una mampara transparente, con el cristal tratado o una con dibujos serigradiados sobre el cristal. Pero además, es importante tener en encuentra que las mamparas transparentes siempre dan más sensación de amplitud y espacio, por lo que son recomendables para cuartos de baños pequeños. Por otra parte, en un baño compartido o de uso familiar puede ser interesante una mampara con dibujo o algún efecto en los cristales por la intimidad que crea dentro de la ducha o bañera.



Estos 5 tips para cambiar la mampara en tu baño, te ayudarán a elegir el mejor modelo y diseño para tu cuarto de baño, teniendo en cuento tus necesidades y todo lo que la amplia y rica oferta de mamparas de baño puede ofrecerte. Infórmate también de las asistencias y coberturas de las pólizas de Seguro del Hogar MAPFRE, indispensables para afrontar con seguridad y tranquilidad un cambio en el cuarto de baño o cualquier obra de reforma o mantenimiento de tu vivienda.



Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios

Te recomendamos