Cómo eliminar el moho y los hongos de la fachada

Publicado por Luis Bermejo, 21 Abr 2015

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

Acabar con el moho de la fachada

En las fachadas, muchas veces debido a la humedad salen hongos y moho, y aunque sucede en todo tipo de fachadas, quizá es más acusado en adosados y chalés individuales. 

LO QUE DEBES SABER...
  • Deterioro: los hongos y el moho mantienen la humedad sobre la zona donde se están desarrollando, por lo que contribuyen a deteriorar la fachada rápidamente.
  • Aparición: suelen aparecer en las zonas menos soleadas como esquinas, aleros y, sobre todo, en fachadas orientadas al norte.
  • Eliminación: una vez infectada una zona, los hongos se propagarán con rapidez, por lo que es necesario eliminarlos cuanto antes.

Esto no es solo un problema estético, ya que estos organismos pueden deteriorar las fachadas o pinturas con el tiempo, por lo que eliminar el moho cuanto antes es lo recomendable. Veamos cómo actuar en estos casos y cómo intentar prevenir su reaparición posterior.

 

Limpiar correctamente la zona

Lo primero será limpiar la zona afectada con un cepillo de cerdas duras o metálicas en seco. Frotaremos bien la zona hasta eliminar los hongos o moho todo lo posible. Después aplicaremos un producto fungicida. Hay productos especiales para tratar fachadas, así que seguiremos las instrucciones de aplicación del fabricante para no afectar a su efectividad.

Una vez aplicado con el cepillo, dejaremos actuar el producto el tiempo recomendado, después lo enjuagaremos con el cepillo y agua para eliminar los restos que hayan podido quedar. Si la zona nos lo permite, se pueden usar pistolas con agua a presión que facilitarán el trabajo. Si quedan restos, podemos repetir el proceso hasta dejar totalmente limpia la zona. Dejaremos secar para comprobar el resultado.

Acabar con el origen del problema

Una vez limpia la zona, hay que prevenir su aparición de nuevo. Para ello, buscaremos el posible origen: si se trata solo de una zona de sombra o alero, no podremos hacer mucho; pero si tenemos algún canalón o teja rotos que ayuden a que la zona esté húmeda, habrá que hacer una reparación. Si se trata de una fachada que no está pintada, aplicaremos el producto fungicida con un pincel y lo dejaremos secar, esta vez sin aplicar agua después.

En caso de paredes pintadas, existen pinturas especiales con el fungicida ya incluido en su fórmula. Normalmente son pinturas blancas, por lo que si no hay del color que necesitamos, podemos dar una primera mano con la pintura antimoho y, una vez seca, aplicar la pintura del color de nuestra fachada para tapar la zona.

 

Si te han parecido interesantes estos consejos de bricolaje, nuestro boletín de canalHOGAR te da muchos más. ¡Suscríbete ahora!



Comentarios (3)

sandrimartinez2 comento el 21/04/2015 a las 11:43

Qué desagradable resulta cuando aparece moho. Gracias por estos consejos. Yo diría que lo mejor es prevenir en un primer momento, por eso, la pintura con fungicida es una buena opción

Tino Fumero comento el 05/11/2015 a las 19:38

hola, me ha sido de gran ayuda , enviaré un comentario al realizar la recomendacion,gracias,saludos.

canalHOGAR comento el 12/11/2015 a las 13:03

Muchas gracias a ti, Tino :-) Encantados de que te haya resultado útil la información.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios

Te recomendamos