Fachadas aireadas para edificios

Publicado por Luis Bermejo, 30 Sep 2014

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

Ventajas de las fachadas aireadas

Seguramente no sabrás de qué te estamos hablando, pero las fachadas aireadas son un tipo de revestimiento que ayuda a mantener la temperatura interior y eliminar la humedad que se produce por la transpiración. Si quieres saber más, sigue leyendo que te vamos a dar más detalles.

LO QUE DEBES SABER...
  • Ahorro: este tipo de instalaciones supondrán un gran ahorro energético.
  • Comodidad: una de sus ventajas es que para su instalación no es necesario demoler la fachada anterior. 
  • Variedad: podemos encontrar diferentes colores y acabados. 

Básicamente, es una estructura metálica fijada a la fachada que deja un espacio entre la fachada original y el nuevo revestimiento. En este espacio se puede instalar también una manta térmica que ayude a controlar la temperatura interior aislando de las temperaturas extremas exteriores.

 

Ventajas de las fachadas aireadas

También se deja un espacio por donde circula el aire en forma de chimenea, eliminando de esta manera las altas temperaturas en verano, permitiendo también la eliminación del vapor producido por la transpiración de los materiales y evitando la formación de moho en los interiores.

Además, este tipo de recubrimiento ayuda a aumentar el aislamiento acústico. Teniendo en cuenta todo lo anterior, con la instalación de una fachada aireada conseguiremos un mayor ahorro energético, que a su vez supondrá un gran alivio para el presupuesto de la comunidad. 

Otra ventaja es que este tipo de instalaciones permite renovar las fachadas viejas sin necesidad de demolerlas. ¿Cuántas veces nos habremos echado atrás a la hora de renovar la fachada por miedo a tener que hacer demasiadas obras? Pues con esta solución no tendremos que volver a preocuparnos.

 

Instalación y mantenimiento

Y es que en lo respecta a su instalación, se realiza en forma de paneles, por lo que es fácilmente integrable con puertas y ventanas. ¡Máxima comodidad!

Se puede aplicar tanto en edificios grandes como en pequeños. Además, tenemos una gran variedad de colores y acabados superficiales (mármol, granito, piedra, sintéticos, etc.). Así, vemos como la practicidad no tiene por qué estar reñida con el diseño y la estética.

Para las operaciones de mantenimiento se pueden desmontar los paneles individualmente para facilitar el acceso a la fachada original.

Por tanto, se trata de una buena opción para renovar las fachadas de los edificios viejos con terminación en revoque sin tener que eliminarla o demolerla. Merece la pena, ¿verdad? 



Comentarios (1)

charliesbin89 comento el 30/09/2014 a las 13:24

Nunca había oído hablar de las fachadas aireadas, pero me parecen todo un acierto.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios