Dónde almacenar la leña en casa

Publicado por Cristina Yañez, 03 Dic 2013

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

Organizar la leña en casa

Los días y las noches de frío ya están con nosotros y por tanto surge la necesidad de calentar nuestro hogar. En algunas casas hay chimeneas que funcionan con leña, un material que debemos almacenar y guardar correctamente.

LO QUE DEBES SABER...
  • Lugar: hay que situar la leña en zonas secas o en el sótano de casa.
  • Precaución: debemos evitar el contacto de la leña con el suelo, ya que podría originar humedades en ella.
  • Consejo: es bueno cambiar de posición los troncos y echar insecticida en el suelo para evitar la aparición de insectos.

 

La leña es el material más utilizado para hacer fuego en chimeneas, estufas y hogueras. Tener la leña dentro de casa es muy cómodo sobre todo en los días más fríos del invierno. Para un buen almacenamiento dentro del hogar es recomendable colocarla en un sótano o en una habitación seca.

 

Dónde colocar la leña en el hogar

También podemos tener un par de troncos cerca de la chimenea para nunca quedarnos sin leña a mano. Apilar la leña parece una tarea sencilla pero tiene sus requisitos especiales.

En primer lugar debemos evitar que la leña entre en contacto directamente con el suelo, ya que puede coger humedad y pudrirse. Para evitar ese contacto colocaremos ladrillos y sobre ellos una tabla donde irá colocada la pila de troncos. Es bueno que intentemos cambiar de vez en cuando la posición de los troncos, ya que podrían aparecer insectos y suciedad. A la hora de manejar la leña debemos ponernos unos guantes para no pincharnos con ninguna astilla. 

Consejos y precauciones

Es recomendable que utilicemos primero la leña más vieja. Por eso, hay que intentar que la nueva se quede en los niveles inferiores. Si mantenemos leña en el interior de nuestra casa, para evitar la aparición de insectos echaremos insecticida por la zona del suelo pero nunca directamente sobre la leña, ya que al quemarla el humo que desprende puede ser tóxico para nosotros. También, cuando coloquemos los troncos intentaremos no hacerlo en esquinas o contra las paredes, pues pueden crearse humedades y manchas en ellas.

Una precaución más, cuando queremos encender la leña, es que debemos asegurarnos de que nuestra chimenea está limpia, las cenizas quitadas y la salida de humos abierta, ya que de lo contrario podría provocarse un incendio en el hogar.



Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios