Conservar CDs y DVDs

Publicado por Cristina Yáñez, 12 Sep 2013

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

Cuidar CDs y DVDs

Aunque hoy día los CDs y DVDs están quedando más al margen, son muchos los vídeos, música, fotos y otros archivos que conservamos en estos formatos. Por eso, es importante saber cuidar estos elementos, para conservarlos por mucho tiempo y evitar perder toda esa información que hemos ido guardando durante años.

LO QUE DEBES SABER...
  • Discos ópticos: aunque actualmente usamos otros elementos para almacenar información, los discos siguen teniendo gran importancia en cualquier hogar.
  • Deterioro: si los discos se arañan o se ensucian demasiado, será imposible acceder a los archivos guardados.
  • Limpieza: se puede limpiar la superficie grabable de los discos con un trapo suave y un producto especial.

 

Los CDs y DVDs, al estar fabricados con materiales relativamente frágiles, se van arañando y deteriorando con el paso del tiempo a causa del uso. Pero si llevamos a cabo ciertas prácticas, podremos conservar estos elementos como nuevos.

 

Tener una copia de seguridad

El problema con este tipo de discos ópticos es que a causa de su frecuente manipulación van perdiendo calidad y acaban por impedirnos el acceso a los datos guardados.

Además, no podemos saber con exactitud en qué momento nuestros discos dejarán de funcionar. Algo que puede suponer un gran desastre si no contamos con una copia de la información almacenada en ellos.

Todo depende de la manera en que conservemos los CDs y DVDs, pues si somos cuidadosos, un disco puede durar más de cien años.

No solo deben preocuparnos los arañazos, ya que cualquier huella o mancha puede causar un daño irreparable en el disco.

Para evitar estos problemas, lo ideal es tener en cuenta una serie de precauciones que nos aseguren mantener en perfecto estado nuestra información.

Guardar los CDS y DVDs en el sitio adecuado

Lo principal es utilizar discos de buena calidad. Es decir, es mejor gastar un poco más en marcas reconocidas, que arriesgarnos con alguna otra que no sabemos qué resultado nos dará.

Una vez hayamos grabado los archivos en el CD o DVD, habrá que llevar a cabo un mantenimiento para conservar el disco en perfecto estado.

Nunca debemos coger un CD o DVD apoyando los dedos en la zona grabable. Tenemos que agarrarlo por los bordes o por el agujero central. Siempre hay que evitar dejar cualquier huella, pues en ella se acumulará humedad y suciedad.

También es importante usar fundas para guardar los discos ópticos, así evitaremos la acumulación de polvo, y nunca los apoyaremos en una mesa con la superficie grabable hacia abajo. Lo ideal es guardarlos en un lugar que no sea muy caluroso ni reciba la luz del sol directamente. Tampoco es recomendable que los discos sufran cambios de temperatura bruscos.

Después de cada uso, podemos limpiar los discos con un paño suave y humedecido con un producto especial. Asimismo, hay que mantener la limpieza de los aparatos reproductores de CDs y DVDs.



Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios