Recuperar la potencia del aspirador

Publicado por Cristina Yáñez, 30 Ago 2013

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

Qué hacer si el aspirador pierde potencia

Con el paso del tiempo es muy probable que el aspirador que usas en casa haya perdido potencia y no tenga el mismo poder succionador que cuando lo compraste, no consiguiendo así efectividad en la limpieza e incluso no pudiendo llegar a zonas difíciles. Por ello, vamos a darte una serie de consejos y recomendaciones para que tu aspirador vuelva a funcionar como siempre y puedas recuperar la potencia habitual con la que realizar una limpieza perfecta.

LO QUE DEBES SABER...
  • Polvo: su acumulación propicia que no entre la cantidad necesaria de aire y por ello el aspirador pierda la potencia.
  • Bolsa: para evitar problemas debemos cambiarla regularmente si nuestro modelo usa de las desechables.
  • Fugas: en ocasiones, el motivo es únicamente una fisura en alguna de las partes del aspirador que hace que pierda aire.

 

En ocasiones, con una simple revisión del aspirador podemos localizar qué es lo que falla y sustituir la pieza de manera muy sencilla. 


Comprobar si pierde aire 

Si hemos notado que nuestro aspirador no tiene la misma potencia de siempre, lo primero que debemos hacer es revisar todas sus partes empezando por el tubo y continuando por la escobilla y la bolsa. A veces se producen grietas o pequeños agujeros que hacen que el aire se escape por ellos con la consiguiente pérdida de potencia.

Si este fuera el caso, tendremos que arreglarlo mediante un parche o directamente cambiando la pieza dañada. Un truco para ver el lugar exacto por el que el aire se escapa es cortar una tira de papel e irla pasando despacio junto al tubo o la pieza que sospechemos pierde aire hasta que se mueva a causa de la fuga. 

Sustituir los filtros y las bolsas 

Otra de las causas más comunes por las que el aspirador puede perder potencia es por la suciedad que se acumula tanto en el filtro como en la bolsa, que habrá que cambiar y vaciar regularmente. Uno de los fallos que solemos cometer es el de únicamente vaciar la bolsa, cuando lo correcto es también sacudirla e incluso limpiarla sumergiéndola en agua templada con un chorro de vinagre. Gracias a esto eliminaremos el polvo que queda acumulado y no se puede retirar únicamente vaciando la bolsa.

Por último, es muy posible que el problema venga de la correa de transmisión ya que, con el uso continuado del aspirador, se va desgastando y por tanto perdiendo potencia. Bastará con cambiarla o llevarla a un servicio de reparaciones si no nos vemos capacitados para la tarea.



Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios

Te recomendamos