¿Cómo ahorrar costes en los mantenimientos de las piscinas?

Publicado por Covadonga Carrasco, 02 Jul 2013

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

Ahorrar en los gastos de mantenimiento de la piscina

Con la llegada del verano las piscinas se convierten en nuestro oasis particular, pero esto conlleva también una serie de gastos. Muchos de ellos pueden ser reducidos o directamente eliminados, por eso hoy queremos mostraros cómo ahorrar costes en el mantenimiento de piscinas.

LO QUE DEBES SABER...
  • Horario: una piscina comunitaria conlleva muchos gastos, conocer cuáles son para establecer un ahorro incluye el horario de apertura.
  • Revisiones: deben ser periódicas, comprobando que no existen problemas que puedan agravarse en el futuro.
  • Productos: no deben usarse ni en exceso ni en defecto.

 

Existen dos tipos de piscinas, las comunitarias y las particulares. En el primer caso los gastos de mantenimiento de la piscina son numerosos, por eso es necesario optimizar los recursos.

 

Tiempo de apertura de la piscina

Socorrista, luz, limpieza... Hay que valorar todos estos detalles para establecer el horario de uso de la piscina y acortarlo dependiendo de las necesidades que se tengan.

No debemos olvidar que el servicio del socorrista es obligatorio cuando la piscina cuenta con más de 200 metros cuadrados, y más de dos profesionales a partir de 500 metros cuadrados.

En cuanto a la limpieza de la piscina, en el caso de que se tenga un encargado permanente de la comunidad, una manera de ahorrar es establecer este tipo de actividad como una de sus tareas en verano. Tener que contratar a un profesional para que acuda solo los meses de verano a hacer este tipo de trabajos aumentará notablemente el presupuesto.

Revisiones periódicas

En el caso del mantenimiento de las piscinas particulares, hemos de saber qué cosas debemos tener en cuenta para que el cuidado sea óptimo con los menores gastos.

Lo primero que debemos vigilar es el equipo de filtración, que será el encargado de mantener el agua en perfecto estado. Si cuenta con algún fallo, esto nos obligará a filtrar el agua con mayor frecuencia y a usar mayor cantidad de producto, lo que aumentará el presupuesto.

Precisamente, la cantidad de productos químicos debe ser la justa, tanto en exceso como en defecto puede provocar problemas para la salud. En el primer caso conseguiremos incluso deteriorar la instalación y por tanto aumentar los costes. En el segundo caso, no tendremos la calidad de agua suficiente y el cloro y el pH serán insuficientes.

Si además queremos que nuestra piscina esté en perfecto estado el mayor tiempo posible, tendremos que realizar revisiones periódicas que evitarán que cualquier problema se convierta luego en una factura que resulte impagable. Estas revisiones deben comprobar desde las bombas hasta la red de colectores.



Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios

Te recomendamos