Cómo cuidar superficies antiadherentes

Publicado por Cristina Yáñez, 21 Jun 2013

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

Conservar correctamente las superficies antiadherentes

Los materiales que más se están poniendo de moda en muchos de nuestros hogares son las superficies antiadherentes, ya que gracias a su composición permiten que no se pegue nada en ellas, facilitándonos muchas de las tareas del hogar y sobre todo su limpieza. Donde más se emplean las superficies antiadherentes es en la cocina y concretamente en las ollas o sartenes, por ello vamos a daros algunos consejos para cuidar este tipo de superficies.

LO QUE DEBES SABER...
  • Utensilios: hay que evitar todo tipo de utensilios de cocina que puedan dañar la superficie.
  • Productos: aunque pueden usarse productos específicos, estas superficies pueden lavarse con agua y jabón únicamente.
  • Instrucciones: hay que seguir las recomendaciones que cada fabricante da, ya que existen diferentes tipos de superficies antiadherentes.

 

Gracias a estas superficies, cocinar alimentos como una tortilla se ha convertido en una tarea mucho más fácil, evitando así que los ingredientes se peguen y se puedan quemar.


¿En qué consisten estas superficies? 

Aunque no se le haya dado la importancia que requiere, la aparición de las superficies antiadherentes ha dado un gran giro a los hogares, porque pocas personas son las que pueden decir que cocinando nunca se les ha pegado nada a la sartén o han apartado una olla de su batería de cocina habitual porque se pega y ya no es válida para muchos alimentos.

Gracias a estas superficies de las que estamos hablando, esto se ha acabado y no tenemos que preocuparnos de que la comida se nos pegue al cocinar. Pero para que los recipientes o superficies antiadherentes conserven su virtud, tenemos que seguir una serie de recomendaciones en lo referente a su cuidado. 

Correcto mantenimiento 

Lo primero que debemos tener en cuenta es que hay que evitar que la superficie se raye, por lo que usaremos para su limpieza un estropajo adecuado (normalmente suelen venir con una cara suave y otra áspera, así que usaremos la primera). También hay que evitar cortar alimentos sobre estas superficies o emplear utensilios metálicos como espumaderas, ya que es muy probable que rayemos el material y este deje de cumplir su cometido. Como alternativa utilizaremos utensilios de plástico o madera.

Por otra parte, aunque los alimentos no se peguen, hay que prestar especial atención cuando cocinamos para que no se quemen, pues si dejamos mucho tiempo el aceite puesto sin ningún alimento dentro o una comida descuidada al fuego, pueden aparecer marcas de quemaduras en la superficie antiadherente que también empeorarán el rendimiento de la misma.



Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios

Te recomendamos