Cómo decorar el marco de un espejo

Publicado por Vanesa Sánchez, 28 May 2013

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

Renovar el marco de un espejo

Si tienes un espejo que ya no te gusta tanto o te has cansado de verlo todos los días igual, puedes renovarlo de forma sencilla decorando su marco sin gastar mucho dinero, más bien usando solo tu imaginación.

LO QUE DEBES SABER...
  • Marco del espejo: podemos renovarlo con materiales muy sencillos como pintura, barniz, teselas, fieltro, etc.
  • Pintar el marco: solamente hay que lijarlo, limpiarlo y aplicar la pintura que queramos dando las capas necesarias.
  • Otras ideas: hacer un mosaico con taquitos de madera de dos o tres colores, forrar con papel de periódico o de regalo, hacer un collage con fotos, etc.

 

Un espejo es un elemento decorativo muy utilizado diariamente, por lo que elegir el que más se adapta a nuestra casa y estilo puede llegar a resultar algo complicado.

 

Cambiar el marco de un espejo

Si compramos un espejo con un marco en madera y enseguida nos cansamos de él, podemos optar por hacer diferentes decoraciones para modificar su aspecto cada vez que queramos.

Una buena opción es cambiar la pintura del marco. Algo tan sencillo como lijar la madera, limpiarla bien con un trapo y pintarla con el color que más nos guste. Daremos una mano o dos en función del resultado que queramos conseguir. Nos quedará un espejo como nuevo y completamente diferente.

Otra manera curiosa de decorar el marco de un espejo es con mosaicos, que los podemos colocar de madera, de teselas o de stickers, como prefiramos.

Otras ideas

Usar fieltro para cambiar el aspecto del marco puede ser muy original y acabará encantándonos el resultado. Podemos utilizar también papel de regalo, cromos, fotos, etc. y así hacer una especie de collage donde predominará nuestra imaginación.

Si no queremos complicarnos demasiado, la pintura es la mejor elección, pero nos puede parecer algo soso dejar el marco del espejo así. Podemos darle un pequeño cambio utilizando dos o más colores, pintando con cuidado cada sección que hagamos en el marco. Si añadimos una cinta decorativa para separar los diferentes tonos, el espejo parecerá totalmente otro.

Como ves, con pocos materiales y sobre todo mucha imaginación, tendremos en muy poco tiempo un marco de espejo completamente diferente. Se trata de hacerlo muy personal y original, siempre y cuando el cambio no implique un aumento considerable de peso del espejo y luego no podamos colgarlo en la pared.



Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios