Cómo organizar nuestro vestidor

Publicado por Cristina Yañez, 21 May 2013

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

Ordenar el vestidor

La falta de espacio es un problema cada vez más habitual en la mayoría de las casas. Por este motivo, el tener un vestidor ha pasado de ser un privilegio que solo algunos afortunados se podían permitir, a una obligación para muchas personas a las que el armario no les cabe en su dormitorio.

LO QUE DEBES SABER...
  • Selección: debemos hacer una criba con la ropa que no usamos y que solo ocupa un espacio innecesario.
  • Ropa de temporada: hay que dividir la ropa según las temporadas y aquella que no nos vayamos a poner en algunos meses guardarla en un lugar en el que no se manche ni moleste.
  • Prendas: cada prenda debe tener un lugar según sus características y necesidades.

 

Para poder sacarle el máximo partido al espacio del vestidor y a nuestras prendas es fundamental el orden y la organización.

 

Antes de ordenar, seleccionar

A la hora de organizar nuestro vestidor, el primer paso será realizar una selección de toda la ropa que realmente no nos ponemos, y cuya única función es ocupar espacio en el armario. Lo mejor será que la almacenemos en cajas o bolsas y las donemos a alguna organización que la destine a las personas que realmente la necesitan.

Con la primera criba hecha, debemos proceder al segundo paso, el de dividir la ropa por temporadas. Este paso se realiza con el objetivo de hacer más accesible la ropa que nos pondremos a diario y evitará que aquellas prendas que no vamos a utilizar hasta pasados unos meses se arruguen o se llenen de polvo.

Si tenemos el espacio suficiente, podemos destinar una parte del vestidor a guardar la ropa de otra temporada en perchas o cajones, pero si no es así, la guardaremos en cajas que colocaremos en el altillo o en algún espacio en el que no molesten.

Cada prenda tiene su lugar 

Todo vestidor debe contar con una zona para guardar los trajes o vestidos largos, que debe tener la altura suficiente para que estos no se manchen ni se arruguen.

Podemos destinar otro espacio con las mismas dimensiones que el anterior y dividirlo colocando dos barras a distintas alturas. De esta manera tendremos un espacio para colocar las camisas y chaquetas en la parte superior y los pantalones en la barra inferior.

Otra zona será la de las camisetas y debe tener el espacio suficiente para poder guardarlas dobladas evitando dejar unos montones delante de otros.

La ropa interior y los complementos estarán en un lugar aparte, en cajones o cajas. Si queremos, también existen diferentes y divertidos sistemas para colgar nuestros fulares, bufandas y cinturones en alguna pared del vestidor, que nos permitirán ocupar poco espacio y tener todo todavía más a la vista.

Los zapatos suelen darnos más de un quebradero de cabeza. Muchos vestidores cuentan con espacios destinados especialmente para ellos, pero si no tienes esa suerte, puedes hacerte con un zapatero para distribuir el calzado según temporadas y tamaños.

Para completar un perfecto vestidor podemos sustituir las perchas de madera por algunas más finas para ganar algo de espacio y colgar también bolsitas aromáticas para hacerlo más agradable.



Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios