En qué consiste la pintura de brocha seca

Publicado por Covadonga Carrasco, 14 May 2013

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

Pintura de brocha seca

Si hace tiempo que la idea de darle un cambio a la casa te ronda por la cabeza, lo primero que debes conocer son los tipos de técnicas más utilizadas en la restauración de muebles, buscando que el resultado sea lo más profesional posible. Hoy te hablamos de la pintura de brocha seca.

LO QUE DEBES SABER...
  • Pinturas: lo ideal es que sean al aceite o acrílicas.
  • Superficies: tendremos que lijar bien la superficie hasta que quede completamente lisa.
  • Ahorro: esta técnica además nos permite ahorrar en pintura.

 

Esta técnica consigue que le demos al mueble un aspecto envejecido, porque la pintura no se aplica uniformemente sino que en algunas zonas parecerá que hay más color que en otras. Para comenzar a realizar esta técnica tendremos que seguir los siguientes pasos:

 

Aplicar la pintura con movimientos muy rápidos

En primer lugar tendremos que preparar el mueble lijando los salientes o las superficies defectuosas (cuando decimos defectuosas no nos referimos a que estén deterioradas sino que no estén lisas). Cuando esté listo le aplicaremos la primera mano de pintura por igual en todo el mueble y cubriéndolo por completo.

A la hora de darle la segunda mano, tendremos que eliminar los restos de pintura que quedan en la brocha con un poco de papel de periódico o un trapo. Para aplicar esta capa de pintura tendremos que hacerlo con movimientos rápidos rozando con las cerdas únicamente la superficie del mueble.

El tipo de pintura que tendremos que usar para esta técnica de brocha seca es la acrílica y aquellas que son al aceite.

Un importante ahorro en pintura

En cuanto al tamaño de la brocha, todo dependerá de la superficie que vayamos a tratar, en el caso de que las zonas que tengamos que pintar sean de complicado acceso, lo ideal es hacer uso de brochas biseladas.

Al utilizar la mínima cantidad de pintura para darle ese aspecto envejecido, también ahorramos en material, lo que convierte esta técnica en la ideal para darle un aspecto diferente a la decoración de nuestro hogar empleando el menor dinero posible y de forma sencilla.

Si no sabéis cuál va a ser el resultado de vuestra obra, comenzad a practicar con muebles pequeños e id ensayando para hacerlo después con muebles grandes.

Poco a poco veréis que el resultado va siendo cada vez más profesional y os encantará tener en casa este tipo de muebles.



Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios