Cómo mantener la chimenea

Publicado por Virginia González, 29 Nov 2012

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

Limpiar la chimenea

El cuidado de la chimenea es básico en esta época del año, pues su uso es constante. Si queréis saber más sobre su mantenimiento seguid leyendo.

LO QUE DEBES SABER...
  • Limpieza: quitar polvo y cenizas antes de encender la chimenea.
  • Fuego: solo usar madera seca, evitar quemar plásticos o madera con pintura y clavos.
  • Seguridad: comprobad el estado de la estructura para evitar accidentes. Una vez al año es aconsejable que la revise y limpie un profesional especializado.

 

La chimenea es uno de los elementos que más funcionan en invierno, ya que es una de las principales fuentes de calor en algunas casas. Es por esta razón que es importante llevar a cabo un mantenimiento adecuado de la misma, además de por temas de seguridad.

 

Consejos básicos

Antes de encenderla por primera vez, llevad a cabo una limpieza profunda y comprobad que todo está en perfecto estado. Lo mejor para ello es que contratéis a personal especializado.

Usad productos adecuados y de buena calidad para su mantenimiento. Tened barreras de seguridad para que las chispas no salten fuera de la chimenea.

Si comprobáis algún pequeño desperfecto, reparadlo rápidamente antes de usarla. Realizad también una revisión de la misma cada cierto tiempo, comprobando el estado de la salida de humos y de la construcción en general. 

Tened cuidado con el tipo de madera que usáis, ya que algunas manchan más que otras. Por ejemplo la de pino suele ser poco recomendable, ya que expulsa resina. Además tendréis que procurar que esté bien seca para que queme de forma adecuada.

La limpieza

Lo principal será retirar todo el polvo provocado por las cenizas y la suciedad. Primero retirad con ayuda de un cepillo (usad este exclusivamente para limpiar la chimenea), todos los restos de madera o ceniza que pueda haber. Como ya hemos comentado, si es necesario limpiar la chimenea por dentro, es mejor que al menos una vez al año lo haga una persona experta.

Después de esta limpieza general convendrá que hagáis otra cada 2 o 3 meses (aunque puede variar según la frecuencia de uso), haciendo especial hincapié en los conductos de extracción del humo. Recordad usar productos específicos para la limpieza en chimeneas, ya que no todos los limpiadores son válidos. 

Encender la chimenea

Otra de las cosas que podéis hacer para mantener la chimenea en buen estado, es lo que se conoce como quemar en limpio

Para conseguir quemar en limpio es necesario que uséis madera limpia, sin pintura, metales enganchados, etc. Y que además esté seca, sin una gota de humedad. Evitad además tirar otros productos al fuego (como plásticos). De esta forma, además de que contaminaréis menos, el ambiente en casa será más limpio. 



Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios