La mejor iluminación para la cocina

Publicado por Virginia González, 02 Nov 2012

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

Iluminar cocina

Uno de los lugares de la casa donde más tendréis que vigilar la iluminación, junto con el baño o la zona de estudio, es la cocina. Ya que no todas las lámparas son válidas para este espacio.

LO QUE DEBES SABER...
  • Bombillas: de bajo consumo y con una potencia media de 26W.
  • Luz natural: hay que evitar taparla con cortinas o muebles.
  • Fluorescentes: es el tipo de iluminación que más se usa en las cocinas, muy natural.

 

Una correcta iluminación en la cocina no es difícil, ni muy costosa de conseguir, pero sí es importante por varias razones.

 

¿Por qué es importante iluminar bien la estancia?

Es importante observar el tamaño de la cocina, de esta forma sabréis cuántos y qué tipo de focos usar, halógenos, tubos de neón, etc. Por lo general se determina que si supera los 10 metros cuadrados, se deben colocar al menos dos focos de intensidad media.

También hay que tener en cuenta el tipo de muebles que la integrarán, si será un estilo clásico, moderno, etc.

Estudiad también dónde deberán ir instaladas las luces, el foco de luz deberá ayudaros a que podáis trabajar en la cocina de forma sencilla, sin que os molesten las sombras, por lo cual tened cuidado de no colocar mal la lámpara.

Elegid siempre las bombillas de bajo consumo con una potencia media de 26W.

Es recomendable que en algún mueble alto y en la zona de la vitrocerámica o el fuego, también instaléis luces. De esta forma tendréis más zonas de luz en la cocina y no estarán todas concentradas en un único punto.

Además es recomendable que cuidéis sobre todo la luz natural que entra a través de ventanas o terrazas, no uséis cortinas que impidan el paso de este tipo de iluminación.

Lámparas para la cocina

Ente los tipos de lámpara que podéis elegir:

Down-light: focos halógenos redondos o cuadrados que se colocan empotrados en el techo y que son especialmente útiles para techos que no sean muy altos.

Fluorescentes: otra de las opciones de iluminación más recurridas para cocinas. Son muy útiles en cocinas pequeñas donde solo es necesaria una iluminación general colocada en el centro. Además de dar una iluminación natural, es adecuada para cualquier modelo de cocina y evita tener grandes gastos.

Regletas de focos: estas no deben usarse en exclusiva, sino que deben combinarse con algunas de las anteriores. Son útiles para colocar dentro o debajo de los muebles.

Lámpara colgante: solo adecuadas para cocinas grandes y con techos altos. Son la opción menos recomendable, pues se manchan fácilmente y son de poca utilidad.



Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios