Revisar la chimenea

Publicado por Virginia González, 31 Oct 2012

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

Comprobar el estado de la chimenea

Como sucede con el resto de la casa, cuando llega el invierno siempre conviene hacer una revisión de la chimenea y comprobar si está en buen estado o es necesario hacer alguna reparación. 

LO QUE DEBES SABER...
  • Peligros: intoxicación por monóxido de carbono e incendios causados por las chispas.
  • Limpieza: deberá realizarse al menos una vez al año. Revisar bien la parte interna por si hubiera desperfectos o desprendimientos.
  • Seguridad: no encender cuando se está dormido o cuando no hay nadie en la habitación. Asegurarse que la salida de humos no está tapada.

 

La chimenea es uno de los medios más económicos para poder calentar la casa. Si disponéis de una y queréis aprovecharla este invierno, recordad hacerle una revisión para evitar accidentes y problemas.

 

Peligros que puede causar

Si la chimenea está en mal estado puede hacer que el monóxido de carbono no salga fuera, por lo que el principal peligro de no llevar un mantenimiento de la misma es que este gas tóxico, al quemar la madera, quede atrapado en la habitación donde esté instalada, pudiendo causar desde problemas respiratorios, hasta en casos más graves la muerte. Otro problema que puede surgir es un incendio debido a las chispas.

Estos peligros pueden ser originados por varias situaciones:

- No mantener una limpieza periódica es la primera causa de un problema de esta índole.

- Un desprendimiento de alguna parte interna de la chimenea (lo que puede llegar a causar incluso que la chimenea se destruya por completo causando un accidente todavía más grave).

- En casas suele darse con menos frecuencia, pero es posible que tengáis un nido de aves en la parte superior de la chimenea, tapando parte o todo el conducto.

Comprobar todo

Para evitar los peligros descritos, os decimos cómo remediarlos:

- Revisad las salidas para comprobar la acumulación de carbón. La ventilación debe ser adecuada.

- Encendedla solo en el caso de que tengáis disponible ventanas que podáis abrir rápidamente para que la estancia se ventile.

- Nunca tengáis encendida la chimenea cuando estéis durmiendo o cuando la casa esté vacía, conviene tener el fuego siempre controlado.

- Para evitar que salten las chispas, procurad poner alguna pequeña barrera o que haya una distancia notable entre la chimenea y el suelo. Para ello es mejor que sea instalada por profesionales.

- Llevad a cabo una limpieza interna. Mejor si contratáis a alguien, para que de esta forma pueda arreglar algún desperfecto interno, ya que para evitar los desprendimientos de los que os hablábamos antes es mejor que sean reparados por profesionales.

- Revisad el techo de vuestra casa y comprobad que no haya nidos de animales u otras cosas que puedan entorpecer la salida de humos.

- Si es una casa nueva, contratad a personal especializado para que revise la calidad de la estructura.



Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios