Reparar un rodapié

Publicado por Vanesa Sánchez, 24 Oct 2012

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

Arreglar un rodapié

Los rodapiés en casa son un elemento más de nuestro suelo. También se pueden llegar a estropear por algún golpe involuntario.

LO QUE DEBES SABER...
  • Herramientas: martillo, calzas, pegamento, cemento cola, lija, serrucho y espátula.
  • Proceso: retirar el rodapié roto con un martillo o con el serrucho si es de madera.
  • Pasos: quitar el rodapié si está roto, limpiar muy bien la zona donde estaba pegado, colocar adhesivo y pegar la nueva pieza.

 

El rodapié cumple una función muy importante, protege las paredes de las rozaduras de los muebles y de los golpes, pero también se suelen poner como decoración. Al igual que el suelo, se puede llegar a romper. Ahora vamos a ver cómo se puede reparar un rodapié.

 

Qué materiales vas a necesitar

Para reparar un rodapié despegado, roto o deteriorado se deben realizar diferentes acciones, pero básicamente vamos a necesitar algunas herramientas y materiales que a continuación detallamos:

Para el rodapié despegado ten a mano una espátula y cemento cola.

Para el rodapié roto necesitarás diferentes materiales según sea un rodapié cerámico o un rodapié de madera. Para el cerámico necesitas un martillo, un cincel, un cortador de baldosas, masilla para juntas y cemento cola. Para el rodapié de madera usarás un serrucho, cuñas, una lija y cemento cola.

Cómo reparar un rodapié

En el caso de que el rodapié se haya despegado, quita con la ayuda de la espátula los restos de pegamento que haya. Además harás lo mismo con la pared donde estaba pegado. Deja todo bien limpio. A continuación con cemento cola pégalo correctamente en su lugar.

Si el rodapié está roto, quítalo con el cincel y el martillo, si es cerámico. Después coloca el trozo de rodapié nuevo y marca por donde tengas que cortarlo. Este paso lo harás con un cortador de baldosas. Deja secar el cemento cola el tiempo que indique el fabricante. Después usa la masilla para las juntas del rodapié y con la ayuda del dedo quita el sobrante y deja la masilla lisa.

Para el rodapié roto de madera deberás quitarlo de la siguiente manera. Separa con unas calzas o tacos finos el rodapié y marca con un lápiz por donde cortarás. A continuación con el serrucho corta el trozo roto y quítalo. Lima con la lija lo que no haya quedado correctamente. Corta una pieza de madera exactamente igual que la que has cortado y pégala con adhesivo específico.



Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios