Elegir caldera

Publicado por Virginia González, 11 Oct 2012

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

Tipos de caldera

Si necesitáis cambiar de caldera, ahora podéis elegir entre las muchas clases que hay en el mercado. Unas son más asequibles que otras y, por ello, es necesario conocer bien lo que ofrecen.

LO QUE DEBES SABER...
  • Calderas atmosféricas: junto a una chimenea común para hacer la combustión. Pueden provocar intoxicaciones si no funcionan bien. 
  • Calderas de estanca: recogen el aire y expulsan los humos al exterior a través de un tubo gracias a un ventilador. 
  • Calderas de condensación: las más caras y modernas. Funcionan con energía de vapor de agua, reduciendo la expulsión de óxido de nitrógeno y el consumo de gas.

 

Si estáis construyendo una casa o la caldera se os ha quedado obsoleta, aquí estamos para ayudaros a elegir la más adecuada. Conoce los tipos que hay y las claves para comprar una u otra.

 

Elegir una caldera

A la hora de elegir una caldera es importante tener claro una serie de cosas:

- Una de las primeras es el precio. Lo mínimo para instalar una caldera son 500 euros, por lo que deberéis decidir en qué precios os podéis mover.

- No escatiméis en calidad. A veces merece la pena gastarse un poco más puesto que tenéis que ser conscientes de que esta caldera os deberá durar años sin romperse o acabaréis pagando más de la cuenta.

- Observad la potencia que necesitáis para vuestra vivienda y el uso que le vais a dar. Las hay de varios rangos de potencia. Para una vivienda normal suele ser suficiente con una de entre 23-25kW.

Tipos de caldera

- Las calderas atmosféricas son las que toman aire directamente de donde están instaladas para poder realizar la combustión. Por lo general, este tipo de calderas suele estar adheridas a una chimenea común. El problema con ellas es que hay riesgo de intoxicaciones si la combustión es deficiente. Normalmente se produce cuando hay algún pequeño daño en la instalación ya que no puede recoger bien el aire.

- Las calderas de estanca, por otro lado, son muy parecidas a las anteriores, pero mucho más seguras y eficientes porque toman el aire que necesitan directamente del exterior. El aire recogido y los humos expulsados salen al exterior por un sistema de tubo que empuja un ventilador. Tienen igual rendimiento energético y de consumo. El problema es que ante una avería resulta mucho más cara que la atmosférica.

- Las calderas de condensación son uno de los últimos modelos que han aparecido en el mercado. Funcionan mediante la energía de vapor de agua. Parte de ese vapor pasa a estado líquido y libera así la energía. Este sistema de combustión permite reducir al mínimo el óxido de nitrógeno que se lanza a la atmósfera y tiene un rendimiento un 100% mayor que los sistemas anteriores, por lo que el consumo de gas además se reduce. La parte negativa es su precio, pero si en un primer momento podéis desembolsar un poco más de dinero, a la larga lo acabaréis notando.



Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios

Te recomendamos