Restaurar una cuna

Publicado por canalHOGAR, 10 Dic 2015

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

restaurar cuna

¿Vas a tener un bebé y te gustaría restaurar una cuna de un hijo anterior o que has heredado de algún familiar? En este artículo te damos los consejos más prácticos para que sepas hacerlo en casa sin ninguna dificultad.

A la hora de restaurar una cuna sólo necesitarás las herramientas básicas de cualquier trabajo de bricolaje: lijas, tornillos para madera, taladro, martillo, barniz o pintura. Además de estos materiales, te será muy útil adquirir un bote de imprimación para tapar la madera antes de pintarla y conseguir así un mejor resultado.

Pasos básicos

Antes de comenzar a restaurar la cuna, deberás comprobar en qué estado se encuentra, ya que en función de ello necesitará unos cuidados u otros. Puede que te encuentres con una camita en la que sólo tengas que lijar o pintar, o tal vez necesite una restauración más completa donde entren en juego atornillados o cambiar alguna lama del somier.

En el primer caso sólo tendrás que pasar una lija (manual o eléctrica) para que la superficie quede totalmente lisa y uniforme. Asegúrate de realizar este paso en todas las piezas de la cuna, incluyendo los barrotes.

Cuando termines de lijar, hay que pasar un trapo seco y limpio por todas las partes para quitar los restos de polvo y lijado. A continuación, y antes de aplicar la pintura o el barniz, da una mano de imprimación o protector de madera. Espera que se seque muy bien este líquido y si fuera necesario, aplica dos o tres capas de pintura, que podrá ser mate, brillo o del color que prefieras.

Restauración en profundidad

En el segundo caso que hemos comentado antes, cuando la cuna necesita una restauración mayor, habrá que contar con lamas de madera, cola o tornillos, además de los materiales anteriormente mencionados.

En el caso de las lamas, es conveniente hacerse con unas que sean de pino macizo para que tengan mucho más aguante. Si tienes que sustituir las lamas del somier que están en mal estado, bastará con cortar la lama a la medida del resto y encolarla o atornillarla en la misma posición donde se encontraba la anterior.

Posteriormente hay que tapar con masilla cualquier desperfecto que encontremos en la madera de la cuna. Debes comprobar si las patas están bien sujetas o de lo contrario necesitan algún tornillo.

Después de estos pasos, ya podemos poner en práctica el procedimiento anterior: lijar, limpiar, imprimar y pintar.

Cuando ya hayas restaurado la cuna y si quieres darle un toque más divertido, puedes decorarla con algún dibujo. De este modo conseguirás una cuna completamente nueva y si deseas que tu casa se mantenga siempre en las mismas condiciones, recuerda contratar un Seguro de Hogar MAPFRE que te ofrece las coberturas más completas y los profesionales más experimentados para solventar muchas averías o daños que ocurran en tu vivienda.

LO QUE DEBES SABER...
  • Materiales y pasos: lijas, taladro, broca, destornillador, pintura o barniz. Los pasos para restaurarla son: lijar, arreglar, imprimar y pintar.
  • Ahorro: el coste de la cuna nueva o de un profesional.
  • Idea: decorarla con dibujos o con adhesivos infantiles.


Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios

Te recomendamos