Restaurar una vieja cómoda

Publicado por Vanesa Sánchez, 06 Sep 2012

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

Restaurar una cómoda

Si tienes en tu casa una cómoda que está deteriorada o tiene muchos años, puedes darle un cambio radical restaurándola.

LO QUE DEBES SABER...
  • Pasos: preparar la cómoda quitando la pintura con decapado y espátula.
  • Importante: usa mascarilla y guantes de goma para el proceso de raspar la pintura. Hazlo en el exterior.
  • Paso a paso: lija la cómoda, límpiala con un trapo y píntala. Por último, forra los cajones y coloca los pomos.

 

En poco tiempo y con poca inversión, puedes tener una cómoda renovada y hacer que se convierta en una pieza clave para vuestro hogar.

 

Por dónde empezar para renovar tu cómoda

Dependiendo de cómo quieras restaurar la cómoda necesitarás diferentes materiales. Puedes pintarla de nuevo simplemente o puedes también, una vez pintada, forrar los cajones. En este artículo te damos las indicaciones para hacer la segunda opción, es decir, con los cajones también forrados.

En este caso necesitarás: decapado, brocha, espátula, lija, producto impregnante, trapo, barniz o pintura, papel para forrar y cola de madera.

Lo mejor para empezar a trabajar en la restauración de la cómoda, es que procedas a sacar el mueble a la terraza, patio o jardín. Quita los pomos y los cajones. Comienza dando una mano de decapado utilizando además, para protegerte, guantes de goma y mascarilla. Aplícala en toda la superficie con la ayuda de una brocha, incluidos los cajones.

Deja que actúe durante una hora aproximadamente. Cuando pase este tiempo, podrás quitar la pintura con la ayuda de una espátula. Realiza este proceso de dar una mano de decapado y quitar la pintura con la espátula tantas veces como sea necesario hasta que se vea la superficie original.

Cómo darle otro aire a una vieja cómoda

El siguiente paso, una vez quitada la pintura, es renovar la cómoda por completo. Lo mejor para ello es empezar por lijar la superficie. Cuando esté completamente lijada, usa un trapo húmedo para limpiar en profundidad el mueble. De esta forma quitarás toda la suciedad, como polvo y restos de pintura.

Con la ayuda de una brocha, aplica un producto impregnante. Deja que se seque muy bien porque el siguiente paso será pintar la cómoda con la pintura que hayas elegido o con barniz. Aplica al menos dos capas. Para terminar el trabajo y que quede completamente diferente, compra un papel para forrar los interiores de los cajones. Toma la medida, corta el papel y usa cola blanca para madera para pegarlos.

Por último falta pintar los pomos de los cajones con una pintura acrílica en color oscuro para que no se noten los desperfectos que puedan tener. Píntalos y déjalos secar antes de colocarlos. Tendrás tu cómoda nueva en cuestión de poco tiempo.



Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios

Te recomendamos