Qué hacer con la ropa de invierno

Publicado por Virginia González, 27 Jun 2012

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

Cambio de temporada

Ya estamos en verano y con la llegada del calor se plantea el momento de guardar toda aquella ropa que durante el invierno nos ha sido tan útil. Pero, ¿sabéis qué hacer con toda esa ropa?

LO QUE DEBES SABER...
  • Primero: hacer limpieza de la ropa que ya no vale.
  • Guardar: solo la que está en buenas condiciones para el próximo invierno.
  • Limpieza: toda la ropa debe ser lavada antes con un detergente perfumado.
  • Orden: guardar las cosas en cajas y emparejadas. Etiquetar las cajas.

 

Guardar la ropa de invierno nos ayuda especialmente a ahorrar gran cantidad de espacio. El problema sobre todo es dónde guardar esta ropa, especialmente si eres de los que tiene un piso pequeño. Pero nosotros te ayudamos.

 

Preparar la ropa para guardarla

Antes de poneros a guardar la ropa como locos mantened unos pasos básicos para guardar la ropa lo más adecuadamente posible.

Lo primero de todo es que hagáis un estudio de la ropa que tenéis para deshaceros de esos pantalones tan rotos, de lo que ya no usáis, etc. Tirad toda la ropa que veáis que está rota o usadla para hacer trapos y regalad también aquella que nunca os ponéis. Además de liberaros de una gran cantidad de espacio, al donar esas prendas que ya no usáis estáis ayudando a mucha gente que no tiene dinero para comprársela. Haced esto con ropa, sábanas, mantas, abrigos y calzado.

Ahora limpiad bien toda la ropa que vayáis a guardar. Si es posible lavadla con algún detergente algo más perfumado, para que cuando la volváis a sacar tengáis un buen olor.

Revisad el espacio del que disponéis y mirad donde vais a colocar la ropa para que no os moleste. Lo mejor sería guardarla en un trastero, pero si no disponéis de él, podéis guardarla en armarios o zonas altas de los mismos, debajo de la cama… sitios donde sabéis que estorbará poco.

¡A guardarla!

Una vez tengáis decidido el sitio donde la vais a colocar y preparadas las cajas o maletas donde la guardaréis, será momento de poneros manos a la obra. Para ello, doblad bien la ropa y colocadla por separado, es decir, las camisetas de invierno por un lado, los jerséis por otro, las sábanas y colchas juntas y el calzado de invierno también aparte.

Después limpiad bien las cajas o donde vayáis a guardar la ropa y etiquetarlas, por ejemplo “zapatos”. Así a la hora de volver a sacarlo, sabréis perfectamente qué hay en cada caja.

Una vez colocada la ropa cerrad la caja o maleta y colocadla en el lugar elegido.



Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios