Pintar metal efecto madera

Publicado por CanalHOGAR, 08 Abr 2016

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

Pintar metal efecto madera

La magia es posible gracias al bricolaje y a los productos de última generación, y si no… ¿cómo puede explicarse que puedas pintar metal efecto madera? Vas a descubrir lo sencillo y lo útil que resulta para muchos trabajos.

Abracadabra, una mano de pintura y algún truquito más y… ¡sorpresa! Tu silla de metal ahora es de madera. El truco no es otro que saber cómo pintar metal efecto madera y cuando descubras cómo hacerlo y los resultados, vas a hacerte un adicto a este efecto mágico.

No te agobies si no tienes mucha experiencia, ya que este es un trabajo bastante sencillo, aunque requiere utilizar los productos adecuados y observar siempre las recomendaciones de uso y, en especial, de secado de cada uno de ellos. La pintura acrílica es el secreto para pintar metales, especialmente, si luego los elementos u objetos van a estar expuestos al aire libre y a las inclemencias del tiempo, además de a un uso cotidiano.

Limpieza y restauración

Es indispensable que el objeto o mueble que vayas a pintar presente una superficie lo más homogénea, limpia y perfecta que sea posible; por ello, lo primero es que lleves a cabo un trabajo de limpieza profundo y detallado. Luego, revisa la pieza en busca de defectos y busca la forma de repararlos. Lo más recomendable es que utilices una masilla también acrílica para rellenar, tapar o equilibrar los posibles desperfectos o desgastes de la pieza. Espera a que lo reparado esté totalmente seco y listo para el siguiente paso.

Lijar

Elige la lija adecuada al metal del que partes, que puede ser aluminio u otras variedades. Recuerda que se trata de hacer un lijado suave y cuidadoso, no demasiado profundo. El objetivo es que la superficie quede lisa para recibir la pintura de la mejor manera, por lo que el trabajo de lijado siempre facilita el pintado y, además, lo hace más duradero y perfecto. Lija, por tanto, el elemento con suavidad, pero de forma constante, con atención especial a las zonas restauradas, que deben quedar a nivel con el resto de la superficie. Limpia los restos del lijado.

Pintar: técnica para hacer vetas, imitación madera

Depende del color de madera que quieras imitar, elegirás tintes y pinturas de un tono u otro. Lo importante es que elijas productos al agua o al alcohol, que son los más adecuados para pintar sobre metal. El color caramelo y el negro son dos buenas alternativas para hacer vetas de madera. El secreto está en aplicar con esponja o trapo el tinte y en pases circulares, sin cargar demasiado la esponja o trapo elegido. Es siempre mejor dar capas muy finas pero varias, que aplicar sólo una más densa, ya que el efecto veta mejora en las sucesivas manos de pintura. Entre capa y capa, es importante respetar los tiempos de secado. Una vez tengas las vetas caramelo, es el momento de usar el color negro, en este caso aunque depende de la zona, lo normal es que con una par de capas sea suficiente, este tono más oscuro simula los ojos o nudos que suele presentar la madera natural.

Acabado final: barnizado al gusto

Según el efecto o el tipo de madera que busques imitar con pintura, tendrás que elegir uno u otro acabado: mate, brillante… y en función, de ello, tienes que comprar unos u otros productos que te permitan este acabado que buscas. El barniz debe ser acrílico y, para insistir más en el tono madera que hayas imitado, puedes mezclarlo con tinte similar para que el barniz también colabore en dar un aspecto aún más natural a tu pieza. Aplica el barniz de la forma habitual, respetando los tiempos de secado y aplicando un ligero lijado entre manos para mejorar la fijación y el acabado final de la pieza.

Como demuestra esta guía sencilla y rápida para pintar metal efecto madera, no es este un trabajo complicado, sino más bien trabajoso y cuidadoso que te exigirá dedicación y continuidad, pero poco más. Por otra parte, con la experiencia y el tiempo, la técnica de imitación mejorará y descubrirás tus propias técnicas para copiar de una manera aún más precisa la madera sobre objetos de metal.

El mobiliario o elementos que restaures, renueves o simplemente cambies con esta técnica serán resistentes y duraderos, no obstante, el Seguro de Hogar MAPFRE es tu mejor baza para proteger y asegurar toda tu casa y contar con la mejor respuesta en caso de necesidad.



Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios

Te recomendamos