Paso a paso para hacer pintura de leche

Publicado por CanalHOGAR, 08 Abr 2016

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

Paso a paso para hacer pintura de leche

Quizás hayas oído hablar de la pintura natural y, con este paso a paso para hacer pintura de leche, vas a descubrir cómo hacerla en tu casa en menos de media hora: descubre su encanto, propiedades y ventajas.

La pintura para leche no es muy popular aún en España, pero en Estados Unidos goza de fama y aceptación. Cuando descubras con este paso a paso para hacer pintura de leche lo sencillo que es el proceso y las muchas utilidades que tiene, es más que probable que se vuelva una de tus pinturas preferidas.

Antes de ponerte manos a la obra, advertirte que el resultado de esta receta no es una pintura al uso como las que conocías hasta ahora: la pintura de leche se caracteriza por ser menos homogénea, incluso puede conservar algún grumo y su duración es limitada –dos días- al contener ingredientes naturales, por lo que debes controlar la cantidad y ajustarla a lo que vayas a necesitar.

Ingredientes de la pintura de leche:

Para hacer pintura de leche necesitas ingredientes bastante sencillos de encontrar y muy caseros, y el proceso tampoco es nada complicado:

- leche desnatada (medio litro)

- vinagre blanco (25ml)

- escayola en polvo (25 gramos) 

- pigmentos para el color que pueden ser naturales o acrílicos, a tu elección.

Paso 1

Pon la leche a calentar y llévala a ebullición, entonces retira y añade el vinagre, removiendo. Inmediatamente, verás cómo empiezan a surgir grumos. La leche se separa, quedando por una lado el suero, y por otro, la proteína de la leche.

Paso 2

En otro recipiente adecuado, y al margen de lo anterior, prepara la escayola mezclándola con agua tibia y el pigmento elegido, según gusto y el color que quieras que tenga la pintura de leche. Mezcla bien hasta una completa disolución de todos los ingredientes.

Paso 3

Filtra la leche; puedes hacerlo con un colador de papel o tela, incluso una media puede ser perfectamente válida. El objetivo es que quede por un lado el suero, y por el otro, el grumo requesón, que es la parte que aprovecharás para hacer la pintura.

Paso 4

Es el momento de mezclar los dos preparados que has obtenido; de un lado, el grumo de la leche y de otro, la escayola con tintes. Mezcla en un nuevo recipiente de forma intensa y contundente, ya que cuanto más deshechos queden los grumos, mejor. Se recomienda usar una batidora de pintura, pero si no tienes, no te preocupes: a mano también puede hacerse aunque el resultado será algo menos homogéneo.

¡Listo! Ya tienes tu pintura de leche lista para disfrutar y crear. No te preocupes si no te ha quedado totalmente homogénea, forma parte de su esencia y de su encanto, y resulta igualmente válida para pintar y el resultado será bueno.

Ventajas de la pintura de leche:

- Puede aplicarse con facilidad y buenos resultados casi sobre cualquier superficie incluidas maderas, metales, cartón, vidrio, yeso o plástico, entre otros.

- Este tipo de pintura se clasifica dentro de las pinturas ecológicas, ya que está hecha a base de ingredientes de origen natural. También se denomina milk paint.

- Los primeros colonos americanos inventaron la milk paint para pintar sus casas, aprovechando el excedente de leche que sus vacas les ofrecían.

- La pintura a base de leche es cómoda y fácil de usar, y ni siquiera requiere de lijado previo ni entre capas, aplicada directamente se consiguen muy buenos resultados.

- El proceso de pintura con este compuesto es limpio y natural, ya que la milk paint no desprende ningún olor y los restos y todo el instrumental pueden limpiarse con agua y jabón, sin más complicaciones.

- Puede aplicarse con todos los instrumentos que quieras o precises: rodillos, brochas, espátulas o esponjas, por ejemplo. Admite todas las técnicas y las formas de expresión.

- El secado de la pintura de leche es muy rápido, y en una media hora tendrás la pintura fija y lista para usar o, si lo prefieres, dar sobre ella cera o barniz protector, ya que admite estos productos sin problemas.

Conocidas las ventajas  de la milk paint y con este paso a paso para hacer pintura de leche, ya no tienes excusas para no probar en tu casa este producto. Es especialmente recomendable para restaurar muebles de madera y darles un toque de color de una manera rápida y sencilla, además de ecológica. El Seguro de Hogar MAPFRE te ayuda también a proteger tu casa, incluidos tus muebles restaurados con pintura de leche. Contrata la póliza más adecuada a tus necesidades y las de tu vivienda, y disfruta de una casa personal, pero siempre segura.



Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios

Te recomendamos