Consejos para pintar interiores

Publicado por Víctor Canales, 16 Abr 2015

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

Cómo pintar paredes de interior

Con el tiempo, el color de las paredes de tu hogar se puede hacer monótono o simplemente se estropea. En estos casos tendrás que recurrir a pintar las paredes para conseguir un nuevo aspecto, cambiar de aires o rejuvenecer tu casa de una forma rápida y sencilla, al alcance de todos.

LO QUE DEBES SABER...
  • Tipos de paredes: se puede aplicar tanto en paredes nuevas como en paredes ya pintadas.
  • Reparaciones: los utensilios que debemos usar son masillas, espátulas y lijas.
  • Tipos de pintura: las más recomendables para este tipo de trabajos son la acrílica, la plástica y la sintética.

Antes que nada habrá que tener en cuenta si la pared que decidas pintar es nueva o vieja. Dependiendo de si nunca la han pintado o lleva ya varias capas anteriores, tendrás que realizar un trabajo u otro.

 

Preparar la pared antes de pintar

Si las paredes son nuevas, simplemente tendrás que quitar algunas impurezas con una espátula grande. En caso de que la pared sea de yeso, no podrás lijarla con ninguna herramienta.

En cuanto a las paredes viejas, deberás fijarte en las capas de pintura que lleva, en si la pintura anterior era de mala calidad o en las humedades que se puedan haber creado. En este caso deberás quitar posibles “desconchados” de la pintura en la pared o limpiar manchas de hongos o moho, puesto que aunque se pinten, volverán a salir.

En caso de existir grietas habrá que taparlas con algún tipo de masilla y una espátula. Recuerda que es esencial preparar bien la pared para minimizar imperfecciones al pintar. Limpiar con un cepillo el polvo tampoco debe olvidarse.

Pinturas a elegir y colores

Existen muchos tipos de pintura: acrílicas, plásticas, vinílicas; las cuales son a base de agua. Estas son preferibles en interiores frente a los esmaltes sintéticos, por su escaso olor y su fácil aplicación. Su acabado puede ser mate, semi-mate o satinado y brillante.

Una de las cosas a tener en cuenta es que las pinturas con base de agua se absorben muy rápido, por lo que no es recomendable su uso sobre la madera. En estos casos los esmaltes sintéticos son mucho más efectivos, al extenderse mucho mejor. Este tipo de pintura también es recomendable en zonas con cierta humedad como el baño o la cocina, por su mayor resistencia al agua.

Una vez tengas elegido el tipo de pintura, deberás decidirte por el color de tus paredes. Existe una infinidad increíble de colores que podrás aplicar y mezclar para conseguir un hogar original y a tu gusto. Recuerda además, que probablemente serán necesarias entre 2 y 3 manos de pintura para conseguir un buen acabado.

 

Si quieres recibir consejos como estos y otros muchos más, el boletín de canalHOGAR es para ti. ¿A qué esperas para suscribirte?



Comentarios (1)

mariagarcia421 comento el 16/04/2015 a las 11:45

Gracias por estos consejos tan útiles. Los aplicaré junto a uno de los posts que hablaba de cómo pintar con plantillas.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios

Te recomendamos