Trucos para pintar paredes rugosas

Publicado por Luis Bermejo, 24 Mar 2015

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

Rodillo pintando una pared rugosa

Seguro que en alguna ocasión has tenido que pintar alguna pared con gotelé, estucado o que esté lucida con mortero en vez de con yeso. Si no se hace bien, podemos encontrarnos con pequeños huecos o zonas sin pintar. Para ello, vamos a darte unos trucos que harán que pintar paredes rugosas sea igual de sencillo que pintar paredes lisas.

Y es que cuando pintamos paredes rugosas, el principal problema es que la pintura no penetra tan bien en esas rugosidades y queden pequeñas zonas sin pintar, con diferencias de tono y un acabado final deslucido. Es algo que saben los profesionales, pero que si hemos decidido hacer por nuestra cuenta y riesgo puede jugarnos una mala pasada o acabar por desesperarnos.

  Dar una primera mano de imprimación

Para que esto no suceda, será preciso usar una técnica especial que, aunque hará que nos cueste más tiempo pintar la pared, mejorará el resultado. Primero será necesario limpiar la pared, en las rugosidades es muy fácil que se acumule suciedad y polvo. Para ello, usaremos un cepillo de cerdas no muy duras y con un poco de agua iremos pasándolo por la pared, podemos secar el exceso de agua con un trapo para que no escurra. Dejaremos secar bien antes de continuar.

Si la pared es de mortero, conviene dar una primera mano de imprimación especial para cementos. Esto evitará que la pared absorba mucha pintura, además de dejar una base perfecta para el agarre posterior de la misma. Para aplicar la imprimación o la primera mano de pintura usaremos una brocha redonda, intentaremos no escurrirla mucho y usarla “cargada” de pintura, esto hará que penetre bien en todos los huecos de la pared.

  Técnica para pintar una pared rugosa

Empezaremos pintando de arriba a abajo, de esta manera, si escurre algo de pintura, como lo hará hacia abajo, terminaremos pasando la brocha por encima y extendiéndola. Dejaremos secar entre 24 y 48 horas, ya que al emplear mucha pintura tendrá que secar bien. Una vez seca la primera mano, utilizaremos un rodillo de lana grueso para dar una segunda mano, esto dejará un acabado más fino y cubrirá perfectamente la primera mano.

Como ves, es muy fácil pintar paredes rugosas y, aunque requiere tomar un poco más de tiempo en dar la primera mano, el resultado final obtenido no tendrá nada que envidiar al de los profesionales de la pintura.

 

LO QUE DEBES SABER...
  • Pintura: para pintar paredes la mejor pintura es la acrílica, ya que cubre bien y es muy fácil limpiar los útiles de pintura con agua.
  • Herramientas: emplea útiles de pintura de calidad, no te costarán mucho más que unos económicos y el resultado puede cambiar espectacularmente.
  • Precauciones: cubre bien el suelo y muebles antes de pintar, te ahorrarás tener que limpiarlos más tarde.


Comentarios (1)

irenita52 comento el 24/03/2015 a las 11:47

Me parece un artículo muy útil porque lo más frecuente es que las paredes sean de gotelé y a la hora de pintar por encima puede consumirnos mucho tiempo. Gracias.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios

Te recomendamos