Cómo empapelar la cocina con papeles pintados

Publicado por Luis Bermejo, 05 Feb 2015

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

Papel pintado para la cocina

Si queremos cambiar la decoración de nuestra cocina, una buena opción es usar papel pintado. Actualmente existe una gama enorme de colores y diseños. Pero para empapelar encima de los azulejos tendremos que prepararlos previamente si no queremos tener problemas más adelante.

LO QUE DEBES SABER...
  • Preparar la pared: la cola del papel pintado no pega bien sobre las baldosas, ya que no es una superficie porosa, por lo que tendremos que preparar la pared previamente.
  • Tipo de papel: usaremos papeles especiales más gruesos, así será más fácil evitar que se marquen las irregularidades de la pared.
  • Cocina: para la cocina elegiremos papeles pintados que se puedan limpiar fácilmente.

Aunque tenemos muchas opciones para decorar paredes, el papel pintado es una de las alternativas que han vuelto a ponerse de moda, incluso para la cocina. Vamos a ver cómo empapelar sobre azulejos de la manera adecuada.

 

Preparar la pared de azulejos

Al empapelar sobre azulejos, hay dos cosas importantes que tenemos que tener en cuenta: una es que las juntas y desperfectos en las baldosas se notarán a través del papel una vez puesto, por lo que hay que tapar y alisar la pared primero. Y lo segundo, que la superficie de baldosas no es porosa, por lo que el papel no fija bien, así que habrá que realizar una preparación previa de la pared.

Para ello, usaremos una masilla especial para paredes alicatadas. Se aplicará con una llana y nos hará la función doble de tapar las juntas y, además, dejar la superficie preparada para la cola del papel pintado.

Alisar la pared de baldosas

Aplicaremos la masilla en dos capas, primero la extenderemos bien y, una vez seca, lijaremos con lija de grano fino para alisar la superficie. Una vez limpiemos el polvo que haya aparecido, aplicaremos una segunda capa, esta vez mucho más fina. La pared quedará como si fuera una pared enlucida con yeso.

Si observamos alguna zona con rugosidades, podemos volver a lijar, pero lo más importante es que no se vea rastro de las baldosas que hay debajo. Por último, ya podremos fijar el papel pintado de la forma tradicional, con cola a la pared.

 

Si te han parecido interesantes estos consejos de bricolaje, nuestro boletín de canalHOGAR te da muchos más. ¡Suscríbete ahora!



Comentarios (1)

martincp118 comento el 05/02/2015 a las 11:56

Yo siempre recomiendo poner algún toque de color a la cocina, ya que la gente tiende a poner colores claros y poco vistosos. Los papeles pintados son una buena opción para darle vida.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios

Te recomendamos