Cómo aplicar pintura en polvo

Publicado por Luis Bermejo, 27 Ene 2015

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

Pintar con pintura en polvo

En el mercado tenemos muchos tipos de pinturas, pero para algunas aplicaciones concretas hay pinturas específicas que dan mejores resultados, como ocurre con la pintura en polvo. Vamos a explicarte qué es y cómo se aplica.

LO QUE DEBES SABER...
  • Resultado: la pintura en polvo, una vez seca, es muy resistente y deja una capa exterior muy dura.
  • Preparación: las piezas a pintar tienen que estar limpias y calientes, ya que de lo contrario podemos tener problemas de agarre.
  • Precio: si vamos a buscar los servicios de un profesional, pediremos un presupuesto previo, ya que este tipo de pintura suele ser cara.

Para pintar metales y, sobre todo, si van a estar expuestos al exterior, es muy recomendable pintar las piezas con pintura en polvo.

 

Aplicar la pintura en polvo

Para aplicar la pintura en polvo se usa una pistola especial llamada pistola electroestática y lo que hace es cargar las partículas de pintura con una carga eléctrica y, al pulverizar sobre la pieza, se adhieren formando una capa en polvo. El resto de pintura sobrante es absorbida por un aspirador que está en la parte posterior, así no se desaprovecha nada de pintura.

Solo se puede aplicar en piezas metálicas, ya que el material tiene que conducir la electricidad al aplicar la pintura. Además, se pinta en caliente y, dependiendo de la pieza, es posible que no aguante bien la temperatura.

Una técnica que no se puede realizar en casa

Esta técnica de pintura no se puede aplicar de forma doméstica, ya que precisa de unas instalaciones determinadas. Concretamente, las piezas hay que calentarlas previamente en un horno a unos 200 grados, después se aplica la pintura en polvo con la pistola y se vuelven a meter en otro horno, también a unos 200 grados, para que se licue la pintura y se seque. De esta manera, en menos de una hora la pieza estará seca y lista para usar.

Es esta necesidad de meter las piezas en un horno lo que limitará el tamaño de las mismas, ya que las piezas grandes no entrarán en algunos hornos. Hablaremos con el profesional que nos vaya a hacer el trabajo para saber qué tamaño máximo admite. También es importante que solicitemos un presupuesto previo, ya que este tipo de pintura, al necesitar tanta mano de obra, es muy cara.

El acabado es uniforme, resistente y de gran dureza, por lo que la pintura en polvo es ideal para usarse en piezas metálicas expuestas al exterior o con mucho uso. Por ejemplo, se emplea en manillas de puertas, grifería de agua, accesorios de baño, etc.

 

Si te han parecido interesantes estos consejos de bricolaje, nuestro boletín de canalHOGAR te da muchos más. ¡Suscríbete ahora!



Comentarios (1)

charliesbin89 comento el 27/01/2015 a las 12:26

Me gustaría atreverme a aplicar pintura en polvo yo mismo, pero de momento prefiero contar con un profesional ya que, como se señala en el artículo, es un trabajo bastante laborioso.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios

Te recomendamos