Cómo pintar una piscina

Publicado por Luis Bermejo, 12 Ago 2014

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

Pintar la piscina

Una piscina en casa nos ayudará a disfrutar más de nuestro jardín en verano y, además de tener una función decorativa, nos refrescará en los días más calurosos. Pero si tenemos una piscina de obra o de mampostería, puede ser necesario aplicar una capa de pintura de vez en cuando antes de comenzar la temporada.

LO QUE DEBES SABER...
  • Tipo de pintura: a la hora de pintar una piscina hay que saber qué pintura se utilizó anteriormente, ya que no todas son compatibles entre sí.
  • Pintura impermeable: si la piscina es de hormigón no impermeabilizado, podemos usar pinturas de poro abierto que evitarán que se formen burbujas en la pintura a causa de la humedad. Estas pinturas son impermeables al agua pero dejan pasar el vapor a través del material.
  • Esperar: después de pintar la piscina habrá que esperar al menos una semana antes de poder utilizarla.

Para ello, primero vaciaremos la piscina y dejaremos que se seque por completo para poder buscar desperfectos, grietas o burbujas en la pintura que repararemos.

 

Reparar los daños antes de pintar

Con una espátula rascaremos las partes sueltas o levantadas dejando la superficie saneada. Si hay grietas o desconchones, podemos taparlos con una masilla especial para reparar piscinas. Con la espátula repartiremos el producto y, una vez seco, alisaremos todas las zonas dañadas con una lijadora eléctrica para dejar los bordes perfectos.

Recogeremos todos los restos de polvo que hayamos ocasionado y con una manguera, un cepillo y jabón limpiaremos el interior de la piscina para eliminar la suciedad que pueda quedar de la temporada anterior. Una vez seca y limpia, ya podremos empezar a pintar.

 

Aplicar dos manos de pintura

Para pintar usaremos un rodillo para las partes planas y una brocha para las esquinas. Es recomendable dar dos manos finas un poco diluidas dejando secar entre ambas un mínimo de 24 horas. Una vez terminemos, dejaremos pasar una semana para que la pintura alcance toda la resistencia que necesita para soportar la inmersión continua y los productos para tratar el agua. Es importante seguir las recomendaciones del fabricante de la pintura, ya que los tiempos de secado dependen del tipo de pintura usada.

No ha sido tan difícil, ¿verdad? ¿Te toca repintar tu piscina este verano?

 

Si te han parecido interesantes estos consejos de bricolaje nuestro boletín de canalHOGAR te da muchos más. ¡Suscríbete ahora!



Comentarios (1)

martincp118 comento el 12/08/2014 a las 12:16

Muy buenos consejos. A mi piscina no le vendría mal una capa de pintura, pero ya esperaré a que acabe el verano para vaciarla.
¡Gracias!

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios

Te recomendamos