Pinturas aislantes térmicas

Publicado por Luis Bermejo, 23 Jun 2014

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

Qué es la pintura aislante térmica

La pintura aislante térmica es una pintura que nos permite mejorar el aislamiento de los espacios tanto en climas fríos como cálidos. Es una pintura que incluye nanopartículas de cerámica hueca sobre una base acrílica, que hacen de barrera térmica.

LO QUE DEBES SABER...
  • Pinturas aislantes térmicas: nacen del programa espacial y la necesidad de aislar las naves de la NASA.
  • Usos: estas pinturas se pueden utilizar tanto en el exterior como en el interior.
  • Temperatura: pueden ahorrarnos hasta un 10% en los gastos de calefacción.

La pintura aislante térmica tiene muchos usos, sobre todo es muy utilizada en la industria de la construcción donde podemos emplearla como impermeabilizante, sellador de conductos, revestimiento de conductos, sobre cubiertas metálicas y de hormigón, como pintura aislante de techos, sobre ladrillo, cemento, yeso, etc.

 

Bajar la temperatura y mantener la humedad

Una de las características de esta pintura es que puede estabilizar la temperatura.

Por ejemplo, en climas cálidos, sobre las cubiertas de las naves industriales de placas de hormigón, puede bajar la temperatura hasta 30 ºC. En climas fríos, aplicada en el interior, nos permite mantener el nivel de humedad adecuado y evitar así la aparición de moho, bacterias y desconchones, con los numerosos beneficios para la salud que ello conlleva.

 

Usar la pintura aislante térmica en el hogar

Esta pintura es capaz de bloquear y reflejar la radiación del calor. Nos ayuda a mantener el ambiente fresco en verano y cálido en invierno. Además, tiene una gran resistencia a la suciedad y una gran durabilidad en el tiempo.

Básicamente sus ventajas son unas buenas propiedades anticondensación y que reduce la pérdida de calor o aísla del frío.

Para su utilización es recomendable, como siempre, que la superficie que vayamos a pintar esté limpia de polvo y grasa, y que esté bien lisa. La pintura aislante térmica se aplica con los medios tradicionales, es decir, con brocha, rodillo o pistola. Además, al ser acrílica, nos permite poder limpiar estas herramientas simplemente con agua. Es recomendable aplicar dos manos para cubrir mejor. Después, solo hay que dejar secar y ya podremos disfrutar de una vivienda mejor aislada, ¡así de fácil!



Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios

Te recomendamos