Cómo empapelar el baño

Publicado por Luis Bermejo, 04 Jun 2014

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

Empapelar un baño

A la hora de revestir nuestro baño siempre pensamos en azulejos, pero actualmente existen multitud de pinturas y, sobre todo, papeles pintados vinílicos que nos darán una mayor libertad a la hora de decorar las paredes de esta estancia. Hoy vamos a ver cómo empapelar un baño.

LO QUE DEBES SABER...
  • Características: el papel pintado para empapelar el baño debe aguantar bien la humedad, por lo que tendremos que comprar papel pintado vinílico para baños.
  • Consejo: aunque este papel resiste bien la humedad, es recomendable usar azulejos en las zonas en las que se utiliza el agua directamente (ducha o bañera).
  • Comprar de más: deberemos comprar un 15% más de superficie de papel de la que hemos medido, ya que en los recortes desperdiciaremos una buena parte.

Primero prepararemos la pared repasando grietas, desconchones y tacos viejos con masilla que, una vez seca, lijaremos para dejar la pared lisa. También limpiaremos la pared para eliminar el polvo con un paño humedecido en agua.

 

Preparar el papel para revestir el baño

Empezaremos el trabajo midiendo la altura de la pared y la transportaremos al papel, dejando un margen de 5 cm en cada extremo para poder cortar a medida una vez colocado.

Preparamos una superficie plana, preferiblemente una mesa, y extenderemos el papel sobre ella. Mezclaremos la cola especial para papeles vinílicos con agua (según indicaciones del fabricante) y, con la ayuda de una brocha, extenderemos la cola por la parte posterior del papel, teniendo cuidado con los bordes. Doblaremos el papel sobre sí mismo y lo dejaremos reposar 5-10 minutos.

 

Colocar el papel en las paredes

Extenderemos de nuevo el papel y lo presentaremos en la pared. Empezaremos por la esquina superior para que nos sirva de guía. Dejaremos 5 cm de más en la parte superior e iremos alisando el papel de adentro hacia afuera y de arriba a abajo con la ayuda de un cepillo para ir quitando las arrugas y burbujas de aire. Con un cúter cortaremos el sobrante, tanto arriba como abajo.

A continuación, colocaremos otra tira de papel que ya tendremos encolada siguiendo el mismo procedimiento. Finalmente, retiraremos el exceso de cola que pueda haber con una esponja húmeda y repasaremos las uniones con un rodillo para juntas.

De esta sencilla manera habremos conseguido una decoración personalizada y moderna para nuestro baño, que será la envidia de todo el mundo. Aunque es una tarea bastante fácil de realizar, si no tenemos mucho tiempo para empapelar nuestro baño, podemos optar por contratar un seguro de hogar que incluya trabajos de bricolaje.



Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios

Te recomendamos