Revestir paredes con tela

Publicado por Luis Bermejo, 23 May 2014

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

Paredes de tela

Como ya hemos comentado en varias ocasiones, las paredes empapeladas vuelven a estar de moda. Pero no solo el papel, ya que las paredes forradas de tela también son tendencia. Este estilo proporciona un acabado original y cálido a nuestra estancia. No es un trabajo fácil, pero si encolamos la tela en vez de graparla, esta dificultad se reduce bastante.

LO QUE DEBES SABER...
  • Encolar: anteriormente era necesario grapar las telas a unos bastidores de madera, lo que dificultaba bastante el trabajo. Actualmente existen colas especiales para este tipo de tareas.
  • Ventaja: revestir las paredes con tela nos permite disponer de una variedad infinita en nuestra decoración.
  • Características: las telas modernas para revestir paredes ya suelen llevar una capa de espuma para dar volumen. Además, existen modelos impermeables y con tratamientos antipolvo.

Antes de lanzarnos a pegar tela por todos lados, lo primero que tendremos que hacer, como siempre, será preparar las paredes.

 

Limpiar y preparar la pared 

Deberán estar muy limpias, así que eliminaremos el polvo y la suciedad de la superficie y además retiraremos las estanterías, tornillos y alcayatas que pueda haber. Si tenemos que reparar algún desperfecto, usaremos masilla y lijaremos para dejar las paredes lisas.

Las telas se comercializan en rollos grandes, de similares dimensiones a la altura de una habitación. El procedimiento a seguir no es igual al empleado para empapelar, en este caso tendremos que encolar el soporte (pared) además del revestimiento (tela). Nos aseguraremos de comprar suficiente tela y suficiente cola específica para este trabajo de bricolaje.

 

Encolar pared y tela

Comenzaremos colocando el rollo de tela en posición vertical y frente a la pared que vamos a revestir. Encolaremos la pared y, conforme vayamos desenrollando la tela, iremos encolándola también. Es una buena idea que otra persona nos ayude en este paso. Iremos presionando las zonas encoladas con la mano o con una espátula, pero sin tensar la tela en exceso.

Si las paredes tienen ventanas o puertas, no recortaremos el contorno, seguiremos encolando la tela como si fuera pared. Finalmente, una vez forrado todo, marcaremos los bordes con una espátula y recortaremos la tela en ángulos y perímetro de puertas y ventanas. Lo haremos con un cúter y con mucho cuidado. Es mejor tardar más pero conseguir un acabado profesional.

Con todo esto ya habremos terminado nuestro trabajo y tendremos nuestras paredes perfectamente revestidas con tela. Ahora solo nos quedará limpiarlas, cuidarlas y presumir de tener un hogar a la moda.



Comentarios (1)

martincp118 comento el 23/05/2014 a las 13:22

Yo lo hice en mi casa y también lo recomiendo, queda muy bien, ¡le da un aire diferente!

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios

Te recomendamos