Cómo pintar puertas de exterior

Publicado por Covadonga Carrasco, 13 Mar 2014

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

Renueva y pinta tu puerta de exterior

En ocasiones, si queremos darle un toque diferente a la fachada de nuestro hogar, una de las cosas más sencillas es pintar la puerta, pero no siempre sabemos cuál es la mejor forma de hacerlo para que quede bien y, sobre todo, para que aguante las inclemencias del tiempo. Hoy os contamos cómo pintar puertas de exterior.

LO QUE DEBES SABER...
  • Pintar una puerta exterior: dependiendo de si la puerta es de metal o de madera, usaremos una técnica u otra.
  • Puertas nuevas: están preparadas para ser pintadas directamente sin necesidad de añadir ningún producto previamente.
  • Tiempo: en un par de horas nuestra puerta estará como nueva.

Dependiendo del tipo de puerta, de su tamaño o de su calidad, necesitaremos unos u otros materiales para pintarla. En un par de horas nuestra puerta quedará como nueva gracias a algunos trucos profesionales.

 

Elementos necesarios para pintar una puerta

-Una lija

-Trapos limpios

-Una tela protectora

-Un rodillo pequeño

-Un pincel para pintar

-Un cubo 

-Una bandeja o rejilla para rodillos

-Pintura base

-Pintura

 

Pasos a seguir para pintar una puerta de exterior

Lo primero que debemos saber es el tipo de puerta que vamos a pintar, ya que si es una puerta relativamente nueva, esta ya vendrá preparada para poder aplicarle pintura directamente. En este caso, debemos tener claro que nunca aplicaremos pintura base en la puerta, ya que lo único que conseguiremos será un resultado final de peor calidad, pues las puertas nuevas están preparadas para aceptar prácticamente cualquier tipo de pintura sin base.

Si por el contrario se trata de una puerta vieja de madera o de acero, será necesario tratarla antes de pensar en la pintura. 

Una puerta nueva suele tener un tono gris, pero si no es nueva y es de madera, habrá que prepararla con una base de aceite de calidad o un acrílico de base antes de nada. Cubriremos la parte exterior e interior, así como los bordes.

Pintaremos la puerta sobre caballetes, de ese modo no mancharemos las bisagras. Después de la base, usaremos una lijadora de mano y lijaremos la puerta. Si esta es de metal, entonces la cubriremos con una capa de pintura antioxidante. Después solo habrá que dejarla secar y pintarla con óleo o pintura acrílica.

Lijaremos también la puerta que es de madera para eliminar la suciedad, aplicaremos una capa de imprimación y, cuando se seque, daremos la pintura acrílica.

Lo ideal es pintar la puerta con un rodillo para que el acabado sea perfecto.



Comentarios (1)

simeonediego842 comento el 13/03/2014 a las 12:43

A mí me gustan más las puertas de madera natural, pero si alguna vez tengo que pintar una puerta exterior al menos ya sé cómo hacerlo, gracias.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios

Te recomendamos