Herramientas para pintar

Publicado por Vanesa Sánchez, 25 Feb 2014

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

Herramientas para pintura

Muchas veces nos planteamos cambiar el color de las paredes de nuestra casa para modificar el aspecto del hogar y mejorar la decoración. Además, si decidimos pintar nosotros mismos, podremos ahorrar bastante dinero.

LO QUE DEBES SABER...
  • Antes de pintar: debemos conseguir los materiales y herramientas necesarios para evitar dejar el trabajo a medias.
  • Materiales imprescindibles: la pintura, sábanas y plásticos para tapar, cinta de carrocero, las brochas y los rodillos.
  • Otras herramientas necesarias: una escalera, lijas, espátula y aguarrás.

¿Queréis pintar vuestra casa pero no sabéis muy bien qué necesitáis para hacerlo? Os vamos a dar unas claves para conocer qué materiales y herramientas deberéis tener a mano.

 

Materiales para pintar

Lo primero que necesitaremos para pintar es, lógicamente, la pintura. Elegiremos el tipo de pintura que mejor se adapte a la superficie y a nuestro gusto. Debemos tener en cuenta la superficie total a pintar, porque puede ser que necesitemos más de un bote. Una vez elegida, para llevar a cabo bien el trabajo necesitaremos cinta de carrocero para cubrir los rodapiés, enchufes u otro tipo de accesorios que esté en las paredes y no podamos quitar.

Además de estos dos materiales, también tendremos que hacernos con plásticos para cubrir el suelo y sábanas viejas para tapar muebles u objetos que no podamos sacar de la habitación. Los plásticos nos servirán también para tapar las lámparas.

Estos son los elementos indispensables para poder empezar a pintar, aunque hay otros más que vamos a ver a continuación.

 

Herramientas necesarias para pintar

Ya hemos visto la pintura, la cinta de carrocero y los plásticos o sábanas viejas. Pero para poder pintar se necesitan rodillos o brochas. Así que estas son las herramientas imprescindibles. También puede ayudarnos una escalera para poder llegar al techo y así pintar las zonas más altas.

Además de todo esto, si conseguimos una espátula para quitar algún pequeño resto de pintura que caiga, mucho mejor. Igualmente, tendremos que protegernos con una gorra para no ensuciarnos el pelo y unos guantes para las manos. El aguarrás o disolvente también nos puede ser útil, así como unas lijas o aguaplast por si tenemos que preparar primero la superficie.

Con esto, en principio, será más que suficiente para iniciar el trabajo de la pintura. En caso de que se produzca algún problema durante la tarea o se estropee algo, lo mejor será recurrir un seguro de hogar que cubra este tipo de servicios de bricolaje



Comentarios (1)

pedromuoz720 comento el 25/02/2014 a las 13:34

Yo para estas cosas soy un desastre, ¡pero tal y como están las cosas me temo que tendré que hacerme con las herramientas de pintar que me faltan!

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios

Te recomendamos