Cómo guardar los botes de pintura en casa

Publicado por Covadonga Carrasco, 26 Mar 2013

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

Conservar los botes de pintura

Seguro que más de uno ha experimentado con la pintura en el hogar, y no precisamente con pinceles y lienzo, sino con brocha y rodillo. Es habitual que cuando terminamos este trabajo nos sobre pintura y no queramos deshacernos de ella por lo que pueda pasar. Por eso hoy queremos que sepas cómo guardar los botes de pintura en casa para que no se estropeen.

LO QUE DEBES SABER...
  • Aire: es un elemento que deteriora la pintura y por eso es muy importante cerrar bien el bote.
  • Temperatura: debemos guardar la pintura a temperatura ambiente y lejos de fuentes de calor.
  • Filtrado: cuando volvamos a usar la pintura habrá que colarla o filtrarla.

 

Los restos de pintura después de haber hecho algún “apaño” en casa pueden sernos muy útiles en un futuro, por lo que es recomendable guardarlos por si en alguna ocasión necesitamos hacer un retoque, se produce algún desconchón o una mancha inesperada que hay que cubrir.

 

Cerrar de forma correcta el  bote de pintura

Para guardar de forma correcta la pintura, lo primero que habrá que hacer es limpiar bien los bordes de los botes para que no se sequen los restos de pintura y acabe quedándose pegada la tapa.

También en referencia a la tapa, esta debe cerrarse de forma firme para evitar que se deforme y no se cierre bien. Si el bote de pintura es de metal y después de abrirlo la tapa queda deformada, nos resultará imposible volver a cerrarlo.

El aire que pueda colarse en el interior del bote de pintura puede deteriorarla, por eso es tan importante que lo cerremos bien.

En pinturas sintéticas y barnices es común que se forme una película en la parte superior del material, para evitarlo podemos colocar los botes con la tapa hacia abajo (siempre que el bote esté bien cerrado).

Temperatura ambiente

Hay que guardar los botes de pintura a temperatura ambiente, lejos de fuentes de calor para que no se estropeen. Pero además, a la hora de volver a utilizar la pintura habrá que colarla con un colador especial, aunque si no contamos con uno podemos usar unos pantys.

Si guardamos bien la pintura podrá sacarnos de más de un problema sin tener que hacer de nuevo una importante inversión, y además mantendremos el mismo color que tiene la habitación que necesita un nuevo retoque.



Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios

Te recomendamos