Consejos para reaccionar ante un corte de agua inesperado

Publicado por canalHOGAR, 06 Nov 2017

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

Grifo oxidado con una gota de agua cayendo

Dependiendo de la causa del corte de agua, debemos reaccionar y actuar de forma distinta. No es lo mismo un corte por avería, que por una obra de mantenimiento, que por impago de las cuotas de consumo, en cuyo caso los colectivos más desfavorecidos cuentan con ayudas para hacer frente a los pagos. 

Un corte inesperado del suministro de agua es algo desconcertante, parece que llega siempre en el momento más inoportuno, y nos preocupa. Puede ser debido a varias causas: porque se ha producido una avería en la red de conducción del agua; por obras de mantenimiento en dicha red o por impago de las cuotas por consumo de agua. Cada caso es diferente y por lo tanto habrá que actuar de distinta manera.

Cómo reaccionar ante un corte de agua

1- Corte de agua por avería

En el primer supuesto –que suele ser el más común–, cuando es debido a una avería inesperada en la red de distribución, poco se puede hacer excepto esperar pacientemente a que la arreglen lo antes posible. Es conveniente informarse en la compañía suministradora del tipo de avería y del tiempo estimado que tardarán en repararla por si es necesario proveerse de agua embotellada en el caso de que no tengamos reservas en casa.

Asimismo, es conveniente adoptar algunas medidas precautorias para evitar posibles daños en máquinas o aparatos que puedan estar en funcionamiento en el momento de producirse el corte de agua, tales como lavadoras, lavavajillas, etc. Y cuando se reanude el servicio, hay que abrir el grifo y dejar correr el agua un rato para que salgan las impurezas y residuos que haya podido dejar la reparación de la avería.

2- Corte de agua por obras de mantenimiento

Si se trata de obras programadas para realizar labores de mantenimiento de la red de suministro, las compañías suelen informar con 24 horas de antelación colocando carteles informativos en las viviendas afectadas para que los residentes conozcan el alcance de los trabajos, en cuanto a los días y al intervalo horario en que estará cortado el suministro de agua.

Es bastante improbable que esto no suceda así, pero sí ocurre, seguir el procedimiento anterior en cuanto a informarse en la propia compañía y adoptar las medidas precautorias. Posteriormente, presentar una queja o reclamación, si se estima procedente, por el perjuicio y los daños ocasionados por la falta de aviso.

En ambos casos, las compañías suministradoras suelen facilitar información a los usuarios a través de distintos canales: teléfono, webs, etc., sobre el alcance de estas incidencias. En concreto, el Canal de Isabel II Gestión ha lanzado un nuevo servicio que permite a los ciudadanos consultar, a través de la web, la información disponible ante un posible corte en el suministro de agua, con el objetivo de ampliar los canales de contacto. Los madrileños podrán consultar el área afectada por la incidencia, el tiempo estimado para el restablecimiento del suministro y si se han facilitado botellas de agua en la zona para paliar el desabastecimiento.

3- Corte de agua por impagos

Otro de los motivos por el que mucha gente se ve sorprendida con un corte inesperado del suministro de agua es por no pagar las cuotas del servicio.

Normalmente, las compañías suministradoras avisan previamente, pero se están dando bastantes casos en que esto no es así y algunas personas ven de pronto que el agua no llega a sus hogares. No nos referiremos a los que pueden pero no quieren pagar, para los que la medida es justa, sino a aquellos otros que, por circunstancias determinadas, no pueden hacer frente al pago del servicio.

La situación crítica en la que se han visto inmersas muchas familias por la crisis económica de los últimos años, ha provocado que algunas de ellas se hayan visto imposibilitadas para cumplir con los pagos por el consumo de agua en sus hogares.

Para paliar estas situaciones de extrema necesidad, se han puesto en marcha mecanismos de acción social. Las compañías suministradoras de los servicios de agua urbana en España, tanto públicas como privadas, cuentan desde hace años con ayudas, incluidas, generalmente, en la tarifa de agua y en Fondos de Solidaridad, dirigidas a garantizar el acceso al recurso a los colectivos más desfavorecidos: parados, mayores, familias numerosas o de bajos ingresos... La evolución de estos instrumentos sociales ha ido pareja a la difícil situación económica de los últimos años. 

En la puesta en macha de las ayudas existen algunas diferencias según la compañía suministradora del servicio y, en algunos casos, del área geográfica a la que abastece. Básicamente, podríamos enumerar los principales métodos de aplicación de estas ayudas, resumidos en tres modalidades:

  • La inclusión de la ayuda en la tarifa del servicio de agua o la bonificación de la misma.
  • La reducción de la cantidad a pagar en el recibo –como hace el Canal de Isabel II en Madrid–.
  • Y, como práctica menos frecuente, la condonación de recibos.

La ONU considera el abastecimiento de agua a los hogares como un derecho fundamental y el Tribunal Supremo, en una sentencia de noviembre de 2015, confirma que el servicio de agua es una tasa, no una tarifa, por lo que el corte del servicio es ilegal.

Por lo tanto, si le han cortado el agua por impago y pertenece a uno de esos colectivos desfavorecidos, o se encuentra en una situación de extrema necesidad, no dude en reclamar y exigir que le restablezcan el servicio. Tu Seguro de Hogar MAPFRE cuenta con un servicio de asistencia jurídica donde podrán informarte al respecto.



Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios