¿Cómo arreglar una lavadora?

Publicado por canalHOGAR, 18 Feb 2017

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

Trabajador arreglando una lavadora

Te enseñamos cómo arreglar una lavadora, siempre que el fallo sea sencillo y vinculado a su sistema de carga de agua: una de las averías más frecuentes y fáciles de solucionar. 

La lavadora es uno de los electrodomésticos más útiles del hogar. En apenas unas horas y automáticamente es capaz de limpiar la colada. Para el mismo resultado, apenas unos años atrás era necesario bajar al río y pasarse la tarde limpiando en la orilla, con un jabón y una tabla. Sin embargo, a veces parece que la lavadora quiere recordarnos lo importante que es y decide dejar de funcionar, haciendo que toda nuestra ropa quede sucia hasta que no la arreglamos o vamos a un servicio de lavandería. Por lo tanto, es importante tener algunas nociones sobre cómo arreglar una lavadora, lo cual no quiere decir que no sea recomendable acudir a un servicio técnico especializado.

Y es que, cuando hay algún problema con nuestra lavadora, el primer instinto es coger el teléfono y llamar a un especialista.

Si se cuenta con el apoyo de un Seguro de Hogar MAPFRE esta opción es la más sencilla, gracias al servicio de reparación de electrodomésticos que se encuentren en la vivienda asegurada en la póliza. Pero, si no es así, es posible que tras venir a nuestra casa y solucionar el problema, el técnico nos deje con una abultada factura que a veces nos hará plantearnos si realmente merecía la pena arreglarla o comprar una nueva. En cualquier caso, cuando llamamos a una persona que sepa cómo arreglar una lavadora, nuestra maquinaria. aseguramos una profesionalidad que luego se notará en nuestros bolsillos. La mejor forma de estar previstos ante posibles problemas y no tener que hacer frente a una alta cantidad de dinero para arreglarlos, es contratar un seguro de hogar. Existe una cobertura adicional para la reparación de línea blanca en los seguros de hogar.

Ahora bien, si no tienes contratado un seguro y no quieres pagar a un técnico para que tu lavadora vuelva a funcionar, o si quieres demostrar tus habilidades como manitas, te diremos que una lavadora también puede ser arreglada por un aficionado. Sin embargo, es muy importante tener unos conocimientos previos, pues cualquier error puede hacer que el aparato se estropee del todo o que nuestra casa termine inundada. En este caso, te daremos algunos consejos:

 

Claves para reparar el sistema de carga de agua de la lavadora:

El primer paso para aprender cómo arreglar una lavadora es tomar precauciones. Hay que ser conscientes de que somos inexpertos en la materia, por lo que antes de meternos con la avería habría que cumplir estos consejos:

 

  • Es muy importante desenchufar la lavadora de la toma eléctrica y, al estar tratando un problema relacionado con el agua, cerrar la toma de la casa. Este paso debe ser el primero de todos.
  • A la hora de desconectar los cables eléctricos, marcar antes dónde estaban enchufados. Puede ser por medio de una fotografía, o marcando con un rotulador. Al no ser un electrodoméstico con el que estemos muy familiarizados, puede que cometamos un error al volver a poner el cableado que haga que nuestra lavadora no funcione pese a que realmente hayamos conseguido arreglarla.
  • Presta mucho cuidado al limpiar toda la zona donde vamos a trabajar. Las lavadoras se suelen encontrar en baños o cocinas. En ambos lugares la humedad es más alta de lo normal e incluso en algunos casos hay charcos. Como sabemos, el agua es un excelente conductor de la electricidad, por lo que en contacto con cualquier aparato eléctrico que utilicemos, puede causarnos una descarga que en algunos casos será muy alta y ponga en riesgo nuestra salud.

 

Una vez tenidas en cuenta las precauciones anteriores, llega el momento de sacar la caja de herramientas y ponernos manos a la obra. Programar un lavado que requiera agua y analizar exactamente el momento en el que el sistema de agua falla será útil para subsanar el error. Una vez hecha la primera evaluación y descartados problemas de pequeño calado, toca remangarse y buscar la solución.

 

Problemas más comunes:

  • Analizar cómo están las mangueras de agua fría y caliente. Confirmar que están correctamente conectadas y cerciorarse de que no están dobladas ni retorcidas. Las mangueras son las encargadas de pasar el agua entre las tuberías y la lavadora y por lo tanto el primer punto de una posible avería.
  • Si has cortado en algún momento el agua del hogar y después de restablecer el flujo no se carga como antes, el problema puede existir en el filtro, el cual puede estar obstruido por la cal. Para analizar que efectivamente es así, comprueba si el agua se carga en el cajetín y si no lo hace el problema está en la electroválvula.
  • La electroválvula también es el problema cuando el programador pita, produce un fallo y nos da error.
  • Si no se carga el tambor, pero sí que sale un vaho en una cantidad apreciable, lo más posible es que nos encontremos ante un fallo del presostato, conocido también como interruptor de presión, el aparato que abre y cierra el circuito eléctrico dependiendo de la presión de los fluidos. Para solucionarlo, es preciso limpiarlo y comprobar el estado de los dos contactos de los que consta.
  • La poca presión puede explicarse por un fallo en el grifo de entrada de agua.

 

Si comprobados los pasos anteriores no hemos encontrado dónde está el problema, posiblemente el fallo sea algo más serio y se debe desconectar la lavadora. En ese caso, el punto más importante es revisar la electroválvula y determinar cómo es su estado, analizando si presenta imperfecciones o si por el contrario su aspecto es correcto. Cuando la válvula no necesite cambiarse por otra, llega el momento de proseguir con la búsqueda. Tras la válvula está el filtro, que como hemos indicado puede llenarse de cal y obstruirse. Si confirmamos que éste es el problema con una limpieza sería necesario para volver a que la lavadora vuela a cargar el agua. Si el fallo no está en el filtro conviene limpiarlo igualmente, pues mejorará el rendimiento de nuestro electrodoméstico.

 

 

Asegurándonos que el agua pasa correctamente el filtro, debería revisarse entonces la bobina del solenoide y cerciorarse de que no está rota. De igual modo se debe verificar que la electricidad pasa por el conector que lleva la corriente. Si se nota un zumbido cuando se activa el programa y se precisa que entre el agua en la lavadora, es señal de que le está llegando electricidad a la bobina del solenoide y empieza a trabajar correctamente.

El proceso descrito nos ayuda a no tener que desmontar por completo la lavadora y que se pueda precisar dónde está el problema de una forma sencilla. A veces el fallo se encuentra en una deficiente limpieza o un deterioro causado por el tiempo. En aquellos casos en los que sea una pieza concreta la que está estropeada, será preciso ir a una ferretería y cambiarla por una nueva. Si pese a seguir las instrucciones que te hemos dado, tu lavadora sigue sin cargar correctamente el agua, puede ser que entonces el problema sea más grave de lo esperado y que sea el momento de llamar al especialista.



Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios