Tipos de grifos

Publicado por canalHOGAR, 18 May 2016

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

Tipos de grifos

La estética y materiales diferencia a unos grifos de otros pero, además, existen cuatro tipos de grifos, de acuerdo con sus mecanismos diferentes y forma de funcionar: bola, disco, cartucho y comprensión. Conocer su funcionamiento ayuda a entender sus prestaciones.

Los diferentes tipos de grifos responden a diferentes formas de montaje, piezas y funcionamiento, aunque, en general, los grifos no presentan grandes diferencias hay pequeños detalles que merece la pena conocer, sobre todo, si vas a realizar algún tipo de reparación, mantenimiento o limpieza en tu grifo.

1. Tipo compresión

Es el grifo más común y habitual, tanto en los lavabos como en las duchas y fregaderos. En este tipo de llaves de agua, hay dos manijas separadas y perfectamente reconocibles: una para el agua fría y otra para la caliente.

Cuenta con vástago para abrir o cerrar el suministro del agua, tapa, tornillo y asa o mango. Son grifos clásicos y aunque sus versiones más actuales han mejorado, suelen tener pérdidas y gotear con frecuencia, lo más habitual es que la goma que incorporan para sellar el vástago se dañe o estropee, además de que se desgasta del uso habitual.

2. Tipo bola

Es un grifo que no utiliza disco de goma, ni de cualquier otro material.  Los grifos tipo bola son habituales en los fregaderos de la cocina. Son fácilmente reconocibles, como indica su nombre, incluyen una tapa en forma de bola situada justo encima de la base por donde sale el agua.

En la manija, o asa, de los grifos tipo bola hay un collarín redondo. La bola suele ser de plástico o de metal y está situada dentro del cuerpo del grifo, controla el flujo del agua que dispensa el grifo.

3. Tipo disco

Estos son los grifos que presentan una tecnología más avanzada en cuanto a componentes y materiales. Aunque el funcionamiento es similar al de los grifos que montan disco de goma, la gran ventaja y diferencia es que esta pieza, en los grifos de tipo disco, es de un compuesto cerámico muy resistente.

Este tipo de grifos cuenta con dos de estos discos resistentes y prácticamente indestructibles, que se deslizan uno sobre otro para controlar el flujo del agua que da el grifo. Son los grifos más fiables y duraderos del mercado, los que menos averías sufren y menos mantenimiento precisan.

4. Tipo cartucho

Los grifos tipo cartucho son muchos y muy variados, por lo que puedes encontrarte con una variedad bastante amplia de mecanismos y formas de funcionamiento dentro de este tipo de llaves de agua.

En el caso de este tipo de grifo no utiliza tampoco discos, sino insertos para cartuchos en cada parte, para facilitar el paso del agua y controlar su caudal. Son grifos relativamente delicados y que exigen un cambio integral, cuando se estropean del cartucho.

Estos cuatro tipos de grifo son los esenciales que encontrarás en el mercado cuando vayas a elegir un nuevo grifo. Dentro de cada uno de ellos, puedes elegir entre diferentes estilos, desde los más clásicos hasta los más vanguardistas, pasando también por diferentes matices o acabados en colores y detalles.

Conocer los tipos de grifo, en cuanto a mecanismos y componentes, ayuda a entender la fisonomía interna de los grifos. Aunque al elegir grifos nuevos es poco probable que te fijes en estos detalles, ya que lo más habitual es dejarse llevar por la estética y la parte del estilo, cuando los grifos se estropean, sí  resulta importante saber de qué tipo es y cómo localizar el problema para arreglarlo.

Reparar o realzar el  mantenimiento de tus grifos puede ser bastante sencillo, aunque todo depende del tipo y de la naturaleza de la avería; por lo que siempre merece la pena valorar el problema y, si surgen dudas, recurrir a un fontanero especialista que te ofrecerá la mejor evaluación sobre el grifo y el problema que pueda sufrir. El Seguro de Hogar MAPFRE incluye coberturas, asistencias y servicios que incluyen todos los grifos del hogar, pero es importante que consultes y te asesores eligiendo la póliza más adecuada para tu caso.



Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios