Pros y contras de las cisternas empotradas

Publicado por CanalHOGAR, 08 Feb 2016

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

 Pros y contras de las cisternas empotradas

No hay duda de que las cisternas empotradas son tendencia en decoración de baños, pero antes de instalarlas en tu hogar es conveniente que conozcas y valores los pros y contras de las cisternas empotradas. Es muy probable que te sorprendas.

Las cisternas empotradas no han tenido muy buena fama y se cierne sobre ellas algún que otro mito o leyenda que no es del todo cierto. Lo mejor es conocer los pros y contras de las cisternas empotradas para poder valorarlas en su justa medida.

Ventajas de empotrar la cisterna

Si hablamos de ventajas, la lista es bastante amplia, aunque los pros estéticos se imponen y este tipo de ventajas no siempre son prioritarias para todos los usuarios.

- Las cisternas empotradas ocupan menos espacio en el baño, y, por lo tanto, son perfectas para aseos o cuartos de baño no muy grandes.

- Frente a las cisternas adosadas, las empotradas resultan más elegantes y permiten muchas más posibilidades creativas en el diseño y decoración de un baño.

- Si vas poner un wáter suspendido es la opción obligada para mantener la línea de diseño y modernidad de este tipo de sanitarios.

- Las cisternas empotradas sólo tienen visible, por lo general, el pulsador que acciona el mecanismo. Existe una gran variedad de pulsadores en cuanto a estilos y diseños para combinar con el resto del espacio de baño.

- El mantenimiento y reparación básicos de una cisterna empotrada no exige, por lo general, el picado de la pared. Las cisternas empotradas actuales están preparadas para permitir un acceso sencillo y rápido a los principales resorte de funcionamiento.

Desventajas

Las desventajas de una cisterna empotrada son más de bien de índole práctica y funcional, y dependen en esencia del tipo de reforma en la que se incluya la instalación de una de estas cisternas.

- La instalación de una cisterna empotrada requiere de una obra y debe hacerse por un profesional; además, es probable que tenga que acceder a la pared del baño, levantando el alicatado para luego volver a colocarlo, dejando ver solo el pulsador de la cisterna.

- El precio de una cisterna empotrada varía bastante según el modelo y el diseño, y pueden llegar a ser mucho más caras que una tradicional. Sin embargo, puedes encontrar cisternas empotradas por precios muy ajustados y cercanos a los de las adosadas.

Es más que probable que al conocer los pros y contras de las cisternas empotradas, te hayas sorprendido gratamente en algún punto, sobre todo, si te encanta el tipo de baño moderno, actual y mucho más minimalista en el que suelen montarse cisternas empotradas. Sé precavido, y diseña tu baño a tu gusto: el Seguro de Hogar MAPFRE vela para que en caso de necesidad, las consecuencias y las molestias sean mínimas, también en tu baño con cisterna empotrada.



Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios