Cuándo cambiar el bote sifónico

Publicado por canalHOGAR, 13 May 2015

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

Aprender a limpiar el bote sifónico

 

Si comienzas a percibir malos olores en el baño y no sabes qué hacer, comienza por investigar si tienes una avería. Habitualmente, estos problemas vienen motivados por el registro de limpieza de las tuberías. A continuación, te ayudamos a averiguar cuándo cambiar el bote sifónico

   1. Síntomas


Un olor pestilente, parecido al que sale de las alcantarillas es un síntoma inequívoco de que algo está fallando. Además un atasco en el bote sifónico puede hacer que se acumule agua en el bidé o en la bañera.

 

   2. Retira el embellecedor y la tapa


Primero retira el embellecedor metálico. Para eso tendrás que aflojar con un destornillador adecuado el tornillo que lo sujeta en el centro. Al retirarlo verás una tapa con una manivela. Esa tapa sirve para contener el agua de las cañerías y el desagüe general, y evita que se inunde el baño. Antes de retirarla conviene que tengas una fregona cerca, porque puede salir algo de agua. Quitar la tapa es tan sencillo como girar la manivela en sentido contrario a las agujas del reloj. Extrae la junta de estanqueidad (la goma que rodea la circunferencia) y la tapa inferior.

 

   3. Límpialo de restos


Procura ponerte guantes para realizar esta tarea. Después, introduce la mano y retira toda la suciedad: los sedimentos, pelos u objetos que se hayan podido colar en el interior de la pieza. Asegúrate de que no queda ningún resto.

 

 

   4. Localiza la posible rotura


Seca bien con una bayeta y, ayudándote de una linterna, trata de localizar alguna fisura. Si es grande, será más práctico que llames a un fontanero y te cambie por completo el bote sifónico. Recuerda que, con tu seguro de Hogar MAPFRE, puedes contratar opcionalmente el Servicio de Bricolaje del Hogar, por el que cuentas con 4 intervenciones en el año, los desplazamientos y tres horas de mano de obra en cada visita.  

 

   5. Repara las fisuras


Si consideras que se trata de una mínima rotura, prueba a repararla con masilla bicomponente para fugas de agua. Este es un producto que podrás encontrar en ferreterías o tiendas de bricolaje. Antes de colocar la masilla, mezcla dos partes iguales de producto de los dos envases y colócalo sobre la fuga. Coloca suficiente, sin miedo. Una vez puesta, alísala. Para comprobar que todo funciona deberás dejar secar el producto durante 24 horas, sin llenar el bote con agua.


Para probar si esta operación ha funcionado, y una vez transcurrido este período, rellénalo con agua. A la mañana siguiente deberás comprobar el nivel. Si ha bajado, aunque sea mínimamente, ya sabes que no merecen la pena más arreglos y deberás cambiar el bote sifónico.

 

Las averías y roturas en el bote sifónico acaban muchas veces en filtraciones de agua que dañan los pisos inferiores. Asegúrate de que quedas cubierto ante posibles denuncias por Responsabilidad Civil, además de, por supuesto, frente al abono de gastos por reparaciones. En este sentido, el Seguro Hogar Esencial de MAPFRE cubre daños por agua y aparatos sanitarios. Además en la cobertura de Responsabilidad Civil entran daños a terceros. Porque frente a una avería de este tipo (muchas veces invisible en sus inicios), lo mejor es que estés prevenido.



Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios

Te recomendamos