Aprende a empalmar tuberías de plástico

Publicado por Luis Bermejo, 19 Feb 2015

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

Cómo hacer empalmes en tuberías de plástico

En fontanería se emplean cada vez más las tuberías de plástico. Pero antes se hacían las instalaciones de distribución en cobre, con la necesidad de soldar racores, codos, etc., y las complicaciones que eso conllevaba.

LO QUE DEBES SABER...
  • Revisiones: es muy fácil que se suelten o se rompan los tramos de desagüe de los bajos del fregadero. Los repasaremos una vez al mes para evitar problemas con las uniones.
  • Material: las tuberías de plástico aguantan mejor los productos químicos, por eso se usan principalmente en desagües.
  • Accesorios: usaremos accesorios a la medida del tubo. En los comercios especializados tienen de todo tipo y medidas.

El uso de las tuberías de polietileno ha facilitado las instalaciones, ya que con pocas herramientas es muy fácil conectar y empalmar los tubos. Para los desagües siempre se han empleado las tubería de PVC, son instalaciones que no tienen que aguantar presión de agua y, por consiguiente, no necesitan uniones muy fuertes.

 

Instalar tubos de polietileno

En las instalaciones de distribución con tubos de polietileno, los profesionales usan unos accesorios que se prensan sobre el tubo para hacer las uniones. Con ayuda de una máquina especial, sujetan firmemente el anillo de compresión sobre el tubo.

Si vamos a empalmar nosotros tubo de polietileno, no es necesario comprar la máquina de prensar, ya que existen racores de unión (codos, T, etc.) con tuercas de presión que, al apretarlas con ayuda de una grifa o una llave inglesa, se sujetan firmemente al tubo.

Tubos de PVC

Para los tubos de PVC de los desagües se usan accesorios de PVC y se pegan con pegamento especial. Buscaremos el accesorio adecuado al diámetro del tubo y cortaremos la zona a empalmar para que esté recta. Con lija de grano fino, lijaremos las zonas de unión que van a estar en contacto y las limpiaremos de polvo y grasa con un trapo humedecido en alcohol.

Una vez preparadas las uniones, aplicaremos el pegamento con una brocha (que suele venir incluida) y dejaremos secar unos minutos, según las instrucciones del fabricante. Una vez esté a punto el pegamento, uniremos las dos partes sin girar, solo introduciremos una pieza en la otra y dejaremos secar por lo menos 24 horas antes de usar el tubo.

 

¿Te ha gustado este artículo? No te pierdas nuestros boletines. ¡Apúntate!



Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios

Te recomendamos