Instalación de la grifería desde el suelo

Publicado por Luis Bermejo, 29 Ene 2015

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

Cómo poner la grifería desde el suelo

Las bañeras con patas están muy de moda, sobre todo en decoraciones rústicas, pero cada vez se hacen más modelos con estilo moderno para todo tipo de estancias. El problema es que estas bañeras necesitan un tipo de grifería especial, normalmente son instalaciones que salen desde el suelo directamente y terminan en el grifo sobre la bañera. Vamos a ver cómo instalar una grifería desde el suelo.

LO QUE DEBES SABER...
  • Toma general: como siempre, cuando realizamos tareas de fontanería, tendremos que cerrar la toma general de casa y abrir un grifo para que salga la presión de la instalación.
  • Suelos: si tenemos suelos de madera, nos aseguraremos de vaciar bien la instalación de fontanería para evitar que se moje en exceso.
  • Agua: es una buena idea llenar unos cubos con agua, por si se prolonga demasiado la instalación y necesitamos usarla.

Evidentemente, para realizar este tipo de instalación es necesario tener unos conocimientos previos de fontanería. Si tenemos la mala suerte de ocasionar algún daño, deberemos acudir a nuestro seguro de hogar para evitar que la avería sea mayor.

 

Instalar la grifería

La grifería desde el suelo suele venir en unos kits con las prolongaciones y los embellecedores para tapar la salida en el suelo. La mala noticia es que habrá que llevar una tubería por el suelo y, seguramente, necesitaremos picar las baldosas actuales, a no ser que estemos realizando una reforma integral del baño y ya lo tengamos contemplado.

Lo más cómodo es usar tubo reticulado, es un tubo de plástico que se adapta fácilmente a las catas porque es flexible. Llevaremos las tomas de agua caliente y fría hasta el pie de la bañera, donde irá la grifería. Montaremos los racores y el pie para presentar la instalación, asegurándonos de que no sobresaldrán los racores. Una vez terminemos de poner la parte del suelo, la fijaremos con un poco de yeso. Echaremos también algo de yeso por la tubería para fijarla provisionalmente. Una vez esté todo seco, podremos desmontar con cuidado el pie y ya tendremos los racores a la medida necesaria. Después, taparemos las catas con cemento, con precaución de que no entre por dentro de los racores.

Volver a poner el suelo

Ya podremos poner las baldosas dejando un agujero en las tomas del grifo. Conectaremos los racores del pie del grifo a su correspondiente tubo y lo fijaremos al suelo, es importante que este quede bien sujeto, ya que estará expuesto a posibles golpes y podríamos arrancarlo del suelo. Solo nos quedará montar la grifería al pie y listo, ya tendremos la grifería desde el suelo instalada.

 

Si quieres recibir consejos como estos y otros muchos más, el boletín de canalHOGAR es para ti. ¿A qué esperas para suscribirte?



Comentarios (1)

pedromuoz720 comento el 29/01/2015 a las 11:42

No sabía cómo se ponía un grifo desde el suelo, lo tendré en cuenta cuando haga próximamente obras en casa.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios