Mantenimiento de la fontanería del hogar

Publicado por Luis Bermejo, 28 Ago 2014

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

Cuidar la instalación de fontanería

Seguro que en más de una ocasión te ha tocado reparar averías en tu hogar, pero algunas de ellas podrían haberse evitado con un correcto mantenimiento. La fontanería es una instalación doméstica a la que damos mucho uso y debemos mantenerla en correctas condiciones. Vamos a darte unos consejos para tener tu instalación de fontanería siempre en perfecto estado.

LO QUE DEBES SABER...
  • Dato: la instalación de fontanería va desde la entrada de agua a nuestra casa hasta la salida de los desagües.
  • Llave de cierre: es muy importante saber dónde está la llave general de agua del domicilio, ya que en caso de avería puede ser necesario cerrarla para evitar daños mayores.
  • Prevención: una buena limpieza de los sanitarios del baño y de los desagües evitará que se produzcan atascos y averías. 

Lo primero y más importante es conocer nuestra instalación de fontanería: dónde está la llave general y dónde están las llaves de corte de cada dispositivo (incluidos el lavavajillas y la lavadora). Nos aseguraremos de tener acceso fácil a las llaves de corte individuales y sin trastos por medio que puedan entorpecer un cierre rápido. En caso de tener una avería grave, llamaremos a nuestro seguro de hogar de inmediato.

 

Evitar los grifos que gotean y las fugas

Cualquier indicación de fuga en un grifo es señal de que no está bien cerrado, lo que hoy es un goteo puede convertirse en un grifo abierto continuamente. Además, al estar cayendo agua continuamente pueden producirse microorganismos peligrosos y moho. Repararemos la fuga cuanto antes cambiando el grifo entero o, según el modelo, cambiando el cartucho cerámico. También desmontaremos periódicamente los aireadores de los grifos, pues tienden a acumular restos de cal y dejan de funcionar correctamente, con lo que gastaremos más agua.

La taza del WC es otro punto a tener en cuenta, un goteo continuo terminará dejando restos de cal que pueden dañar la loza. Limpiaremos periódicamente las juntas del dispositivo de descarga para eliminar la cal y la suciedad. En cuanto notemos el primer síntoma de goteo, repasaremos a fondo la limpieza para evitar mayores residuos.

 

Un buen mantenimiento de los desagües

Si se mueven los lavabos o los bidés, pueden terminar rompiéndose o desencajando el desagüe. Apretaremos los tornillos de sujeción o usaremos silicona para fijarlos bien.

Además de todo esto, echaremos cada cierto tiempo limpiadores de tuberías por los desagües del lavabo, bidé y bañera o ducha, así eliminaremos los restos de jabón y la suciedad que podrían terminar atascándolos si se acumulan. Si no somos amigos de los productos químicos, existen remedios caseros que dejarán los desagües limpios y como nuevos.

 

¿Te ha gustado este artículo? No te pierdas nuestros boletines. ¡Apúntate!



Comentarios (1)

sandrimartinez2 comento el 28/08/2014 a las 12:29

Cualquier consejo viene bien, sobre todo si es para mantener en buen estado algo del hogar.
Y conseguir que la instalación de fontanería esté en buen estado resulta esencial. Así que me apunto los consejos.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios